Tras el romántico período prenavideño, en la capital austríaca se inicia el acogedor programa invernal

Impresionantes jardines y curiosos cafés para disfrutar de una escapada invernal en Viena

Una de las estampas invernales que más se repite en Vienta (Foto: Stadtwienmarkting / Johannes Wiedl) Una de las estampas invernales que más se repite en Vienta (Foto: Stadtwienmarkting / Johannes Wiedl)
Viernes, 14 Enero 2022 10:55

Tras el romántico período prenavideño, en Viena se inicia el acogedor programa invernal. Los jardines invernales, las pistas de patinaje sobre hielo y los cafés dan la bienvenida al visitante y convierten el invierno vienés en una experiencia inolvidable para toda la familia.

Aunque los mercadillos navideños son una de las principales atracciones turísticas para los visitantes de Viena durante las Navidades, la ciudad ofrece también para las semanas posteriores un variado programa interior y exterior para toda la familia.

Jardines invernales

Viena, con sus más de 900 parques y zonas naturales, es una ciudad verde. Esto lo corroboró en 2020 la empresa de consultoría “Resonance Consultancy”, que otorgó a Viena el título de “la gran ciudad más verde del mundo”. Los parques y jardines barrocos de Viena no solo son en verano un espacio de recreo que se agradece. Los parques imperiales y las avenidas barrocas también son dignas de ser visitadas en invierno e invitan al visitante a darse una vuelta por ellos. Lo único que hay que tener en cuenta son los modificados horarios de apertura. La mayoría de jardines abren sus puertas algo más tarde y las cierran antes.

CCOO ACTO MAYO ENTRETEXTO

De vez en cuando también nieva en Viena, esta rara oportnidad debería ser utilizada sin falta para darse un paseo. La visita del parque del Palacio de Schönbrunn, del Stadtpark o de la rosaleda del Volksgarten en invierno es una experiencia inolvidable. En verano las 400 especies de rosas de este último dejan al visitante con la boca abierta. Para garantizar su floración en la primavera siguiente y protegerlos de las heladas y el mal tiempo, los rosales son empaquetados en sacos de yute que anteriormente se han utilizado para transportar granos de café.

Dulces cafés

Los cafés vieneses siempre han sido un lugar de encuentro para cabezas sabias y creativas. Unos 2.240 cafés de todo tipo tienen abiertas sus puertas durante todo el año. En invierno son un agradable punto de recogimiento para protegerse del frío o como lugar de descanso tras la visita de un museo. Desde 2011 la cultura del tradicional café vienés se encuentra en la lista del patrimonio cultural de la UNESCO. Además de los cafés tradicionales del casco antiguo, como por ejemplo el Café Frauenhuber, el Café Diglas, la pastelería Demel o el Café Central, también en Viena hay cafés modernos. El Café Bellaria se contaba entre los más antiguos y ha sido remodelado a finales del verano de 2021 y reinaugurado. Algo parecido al Adlerhof, inaugurado en 2020 y en cuyo interior ya nada es como era antes. Muchos elementos de esta localidad gastronómica han encontrado un nuevo espacio en la decoración interior.

51088 mehlspeisen buffet im café centralLos cafés vieneses ofrecen una gran cantidad de dulces deliciosos (Foto: WienTourismus / Paul Bauer)

Los cafés vieneses son famosos por sus dulces, perfectos acompañantes a la hora de tomarse un café o un te. Un nuevo método de preparar dulces demuestra que también los dulces pueden ser saludables: en la Simply Raw Bakery de la calle Drahtgasse del casco antiguo, los alimentos no se calientan por encima de los 42 grados. De esta manera se conservan las vitaminas y el cuerpo puede absorberlas mejor. Para ello no se utiliza el azúcar industrial para endulzar los alimentos, sino frutas, frutos secos, semillas e incluso verduras y hierbas de producción biológica. El Peti Pari, una pequeña tienda con café, se ha especializado en pastelería vienesa y francesa. Una moderna pastelería con especialmente bellas pequeñas tartas. También las creaciones de Crème de la Crème son muy conseguidas desde el punto de vista del sabor y el aspecto. En este café se sirven típicos dulces de Austria y Francia: bombones, pasteles, mousses, tartas y especialidades tales como “Striezel, Buchteln y Scheiterhaufen”, a modo de ejemplo.

La Viena nevada y helada

El próximo 19 de enero se inaugurará de nuevo el Sueño de Hielo ante el magnífico decorado del edificio del Ayuntamiento de Viena. Tanto los profesionales del patinaje sobre hielo como los aficionados y los niños se deslizan por los románticos senderos mágicamente iluminados del parque del Ayuntamiento. La única pista de hielo de Viena situada sobre una azotea es la pista al aire libre Engelmann. Fue inaugurada hace más de 100 años y era en esa época la pista artificial de hielo al aire libre más antigua del mundo. Desde los años 1970 se encuentra situada en la azotea de un edificio del distrito 17 de Viena. Y la Asociación vienesa de patinaje sobre hielo (Wiener Eislaufverein), que tiene su sede junto al Stadtpark, fue fundada en 1867 y tiene más de 150 años de antigüedad.

Algunos distritos de la ciudad poseen prados y parques infantiles céntricamente situados que en caso de que nieve pueden convertirse en pistas de trineos. El Prado de los Jesuitas (Jesuitenwiese) del Prater (distrito 2) dispone de un sistema de innivación e iluminación con proyectores. El recorrido mide de 30 a 60 metros de longitud. En el distrito 10, en el popular parque de Oberlaa, se encuentra una colina para trineos en el mismo centro del parque que mide incluso 200 metros. En caso de nevadas, el distrito 14 ofrece nada menos que cinco posibilidades para desplazarse en trineo: Dehnepark, Satzberg, el espacio natural de recreo de Steinhof, Wolfersberg y la única pista de esquí de Viena, el prado de la Hohe Wand (Hohe Wand Wiese).


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD