El escritor valenciano, con raíces en Puerto de Sagunto, presentará su nueva novela ‘Pontiac’ en la ciudad el 29 de julio

Héctor Hugo Navarro: «Intento que mis historias al menos siempre entretengan, que sorprendan, enganchen»

El autor de «Pontiac», Héctor Hugo Navarro (Foto: Pepe Plasencia) El autor de «Pontiac», Héctor Hugo Navarro (Foto: Pepe Plasencia)
Viernes, 16 Julio 2021 21:30

El escritor valenciano, Héctor Hugo Navarro, presentará el próximo 29 de julio su última novela, Pontiac, en Puerto de Sagunto, un trabajo literario ambientado en este municipio así como en otros lugares del Camp de Morvedre, localizaciones que Navarro conoce muy bien dado que pasó parte de su infancia y de su adolescencia en ellos. Como afirma su autor, «es una historia de aprendizaje de la vida y de la literatura a partir de los maravillosos 17 años de su protagonista. Se sustenta en un doble eje paralelo que se articula desde la relación de aprendiz y maestro que establecen los protagonistas». Esta novela ha recibido, además, el XXIV Premio José María Pereda del Gobierno de Cantabria, aunque éste no es el único galardón de Navarro en su trayectoria literaria.

Para quien no le conozca, ¿quién es Héctor Hugo Navarro?

Es una persona que vino al mundo en 1973, el año de la gran crisis del petróleo, que durante su adolescencia descubrió que las crisis económicas y vitales no son la excepción, sino la norma, y que la literatura puede ser el mejor antídoto contra todas ellas. Y que odia hablar de sí mismo en 3ª persona, pero la pregunta venía así lanzada.

¿Cuándo comenzó su pasión por la escritura?

Después de descubrir la literatura como lector en casa, en el colegio me di cuenta de que se me daba bien juntar palabras. Me solía tomar en serio las redacciones y el resultado gustaba. Más adelante, ya sin que me lo impusieran, empecé a escribir poesía, en aquella época leía bastante, pero me resultaba difícil encontrar una voz lo suficientemente original y siempre estaba el peligro de resultar cursi, algo de lo que hay que huir. Tampoco era el mejor género para construir historias, que es lo que más me interesa. Luego pasé una etapa de mucho leer y poco escribir en la que era muy consciente de que me faltaba formación (estudiaba entonces Filología Hispánica) y no sentía que pudiera decir nada interesante. Fue ya rondando la treintena cuando me propuse la escritura como objetivo esencial.

¿Cómo definiría su estilo?

Banner Telegram eleco (interior)

Yo suelo decir que en la novela (y esto serviría para cualquier tipo de texto) no se puede dar la paliza al prójimo. No puede ser un problema acabarse un libro, así que intento que mis historias al menos siempre entretengan, que sorprendan, enganchen. Esta máxima de comportamiento valdría también para la vida: no demos tanto la brasa, no tostemos al personal con nuestras “hazañas” o traumas. En cuanto al estilo, no sé si tengo un estilo propio. No lo he analizado. Supongo que a estas alturas lo habrá, pero igual yo no tengo la mejor perspectiva.

Ha cultivado varios géneros narrativos, pero, ¿con cuál se siente más cómodo?

A veces el relato se me queda pequeño. Los personajes y las situaciones que estos crean se sobredimensionan y me cuesta ajustarlo al canon. El relato debe ser muy preciso. La novela corta o la novela no demasiado extensa me va mejor. Creo que a las novelas demasiado extensas les sobran páginas, excepto a unas pocas que todos conocemos y admiramos.

Está a punto de presentar su nueva novela Pontiac, ¿qué nos puede contar de ella?

Pontiac es una historia de aprendizaje de la vida y de la literatura a partir de los maravillosos 17 años de su protagonista. Se sustenta en un doble eje paralelo que se articula desde la relación de aprendiz y maestro que establecen los protagonistas.

hectorhugo2Este escritor valenciano tiene raíces en Puerto de Sagunto (Foto: Javier Alemán)¿Por qué eligió ese título?

Es el nombre del modelo de coche que aparece en la historia, el que conduce el misterioso personaje que cambiará la vida del protagonista para siempre. El coche, este especialmente, grande y dorado, tan americano, con esa aura cinematográfica, es un objeto muy potente para mi generación. El automóvil es una máquina muy simbólica. Puede ser una metáfora de libertad, del tránsito entre juventud y edad adulta, por ejemplo. Además tiene una sonoridad rotunda, es el nombre de un jefe indio americano.

¿Cuánto tiempo le ha llevado acabar esta novela?

Su primera versión me llevó un par de años aproximadamente. Mi trabajo como profesor no me deja terminar antes una obra de esta envergadura. Tal vez ello condicione de alguna manera mi forma de escribir. Luego estuve retocando la novela durante mucho tiempo, aparcándola para terminar otros proyectos, presentándola a concursos hasta que la premiaron en Cantabria el año pasado. Desde que empecé con ella habrán pasado en total seis o siete años.

¿Por qué decidió ambientarla en Puerto de Sagunto y el Camp de Morvedre?

Mi familia procede del Puerto de Sagunto. De allí pasamos a vivir en una urbanización de Gilet y finalmente nos establecimos en Valencia. He estado siempre muy ligado a esta comarca. En Gilet pasé mis vacaciones hasta los veintitantos, salía mucho por Sagunto, el Puerto, Canet… mis playas de la infancia son Corinto, Almardà. De vez en cuando vuelvo para ver a los muchos amigos que conservo por aquí. Esta comarca es el territorio de mi adolescencia, de mi juventud, uno de los paraísos de la memoria. Además es una zona con muchísima Historia, y no solo la conocida de Sagunto, el castillo y las guerras púnicas, el Teatro… sino la del siglo XX. La transformación industrial que experimentó el Puerto me parece interesantísima y habría que darle la importancia que merece. En los jardines de la Gerencia vi mi primera película de la mano de mis padrinos. Mi abuelo Juan fundó El Paso, uno de los primeros bares del Puerto, que también fue hospedería, hace casi un siglo y fíjate cuántos hay ahora mismo. Ahora vivo río arriba, en la comarca del Alto Palancia, por lo que sigo estando cerca.

¿Qué significa para usted que esta novela haya recibido el XXIV Premio José María Pereda de Cantabria?

Quiere decir que ha ganado un premio “no dado” a priori, que ha gustado a un grupo de personas expertas en literatura por encima de otras opciones. Es decir, que la novela no merecía quedarse en el cajón de los proyectos inconclusos. Además Cantabria es como mi segunda casa desde hace mucho tiempo.

¿Ya tiene fecha y lugar para la presentación de este libro en Puerto de Sagunto?

Será el jueves día 29 de julio. La hora y el lugar están por confirmar, pero pronto lo sabremos. Las medidas COVID lo complican todo. Me ayudará en la presentación la gente de la librería El Puerto, donde también se podrá adquirir la novela.

Pero esta no es su única novela premiada, háganos un resumen de todos los premios que ha recibido con sus trabajos literarios.

En el campo del relato y microrrelato tengo algunos reconocimientos, pero los más importantes han venido con la novela. Con La memoria del bandido (Drassana, 2016) obtuve en 2013 el Premio Giralda de Novela Corta y ya en 2020, además del José María Pereda con Pontiac, obtuve con Los ahogados el Premio de Novela Corta de la Diputación de Córdoba.

hectorhugo3Héctor Hugo Navarro en una feria del libro (Foto: Carlos Sentí)

De esta próxima novela galardonada por la Diputación de Córdoba, ¿nos puede decir cuándo saldrá publicada y algún adelanto sobre ella?

Están acabando de editarla. No hay fecha fija, pero supongo que saldrá para este otoño. Es una historia bastante diferente a las anteriores. En Los Ahogados el protagonista es un pantano. Es la historia de un territorio de ficción (a diferencia de los espacios que aparecen en Pontiac), aunque realista y reconocible, desde las guerras carlistas a nuestros días. Las tramas se cruzan teniendo siempre la referencia fija del pantano. Es también una especie de reflexión acerca del fenómeno de la despoblación rural, trato de buscar algunas causas posibles.

El ganar estos premios supongo que le facilitará la publicación de sus obras.

Sí, de otra manera es casi imposible sin recurrir a la autoedición para los autores “fuera del foco”. La mayoría de los premios, como estos últimos que he citado, llevan consigo la publicación de un buen número de ejemplares y su distribución, aunque esta no siempre es la esperada.

¿En qué situación se encuentra el mundo editorial? ¿Se hace complicado el poder encontrar editoriales para poder publicar trabajos literarios?

Se podría resumir en que hay demasiada gente escribiendo y muy poca leyendo. El mercado está saturado, no hay lugar para tanto. En cuanto a las editoriales, tenemos los dos extremos: hay unas cuantas que apuestan por lo seguro, los nombres de siempre, traducciones o sus autores en nómina a los que promocionan mediante sus premios; en otro extremo están las que viven de engañar a los incautos o a quienes quieren publicar a cualquier precio. De estas últimas cada vez hay más. Ahora las aficiones se profesionalizan y la gente se piensa que de la noche a la mañana puede hacer las cosas como un profesional, ya sea correr triatlón o escribir una novela. Así que es más fácil publicar que nunca, pero pagando. La buena noticia es que nacen también editoriales independientes que sí apuestan por nuevas voces, tienen un buen trato con los autores, cuidan la edición, pero es difícil su supervivencia y, ya digo, hay muchos autores para dar salida a todos.

¿Quiénes son sus referentes literarios?

Me temo que en esto no soy muy original. Mi formación es clásica principalmente. La tradición realista española, por supuesto; la literatura hispanoamericana es magnífica, de Borges a Bolaño. Uno de mis autores favoritos y que me descubrió el placer de la literatura es Sánchez Ferlosio, también Aldecoa, Marsé me interesan, Chirbes; últimamente Max Aub. Por supuesto, los grandes autores norteamericanos del XIX y XX: Poe, Roth, Ford, Auster… grandes urdidores de historias. Todos ellos me han dado grandes momentos y supongo que me han influido de alguna manera, eso es inevitable.

¿Tiene algún nuevo proyecto en el que esté trabajando?

De momento no, intentaré arrancar algo este verano. Creo que voy a tratar de escribir teatro. Ya probé hace poco con una adaptación de los Crímenes Ejemplares de Max Aub, y me ha gustado el resultado, pero esta vez tendría que ser algo totalmente nuevo.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Viernes, 23 Julio 2021 23:08

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD