Como informó El Económico este pasado martes, la propuesta de la Federación Junta Fallera de Sagunto es que estos festejos se lleven a cabo durante la primera semana del mes de septiembre

El «sí» a las Fallas 2021 en la comarca reactiva a los sectores económicos dependientes de esta fiesta

Los monumentos falleros volverán a salir a la calle dentro de unos meses (Foto: Emilio Rubio) Los monumentos falleros volverán a salir a la calle dentro de unos meses (Foto: Emilio Rubio) El «sí» a las Fallas 2021 en la comarca reactiva a los sectores económicos dependientes de esta fiesta
Viernes, 21 Mayo 2021 21:20

El Camp de Morvedre, finalmente, tendrá Fallas este año 2021. Así lo decidieron la mayoría de las comisiones que forman parte de la Federación Junta Fallera de Sagunto (FJFS) en la reunión de la Mesa de Presidentes y Presidentas que tuvo lugar este pasado martes en el Teatro de Begoña de Puerto de Sagunto. De este modo, a falta de ratificar las fechas propuestas por la entidad festiva comarcal, parece ser que la fiesta josefina volverá a las calles durante la primera semana del mes de septiembre, como también sucederá en València y en otras importantes localidades falleras de la Comunitat Valenciana.

Esta decisión, de la que estaban pendientes no solo los falleros y falleras del Camp de Morvedre sino también muchos profesionales de los sectores económicos dependientes de esta fiestas, precisamente, ha permitido que, desde el día siguiente en el que se conoció la noticia, comience a reactivarse este sector del que forman parte artistas falleros, indumentaristas, orfebres, empresas sederas, floristerías, músicos y hostelería, entre otros muchos, sectores que, además, han sufrido de una manera muy cruda la crisis económica derivada de la pandemia de la COVID-19.

Artistas locales de la comarca han visto como sus monumentos quedaban guardados durante más de un año y, ahora, retoman con ilusión la idea de poder plantarlos en unos meses. «Todos sabemos cómo nos vino la noticia de la suspensión de las fiestas: país paralizado, confinados, sin saber realmente qué hacer, con poca información al ser algo que no habíamos vivido... Hemos pasado muchos nervios, mucha incertidumbre y muchos puestos de trabajo se perdieron. Lo cierto es que fue un golpe duro, emocional y psicológico, ver cómo estaba todo preparado para la semana grande de Fallas y se quedó todo en nada... Momentos duros han sido estos quince meses de pandemia haciendo malabares y muchas gestiones para reducir los gastos y así poder hacer frente a todos los pagos que conlleva una empresa y no echar el cierre, y muchos meses sin facturar por falta de ingresos», ha explicado a El Económico el artista de la comarca, Dani Barea.

A pesar de ello, reconoce que «gracias a comisiones que han apostado por ayudar al taller, trabajos como, por ejemplo, el realizado para el Ayuntamiento de Sagunto, el cese de actividad del Gobierno y quemando los ahorros de la empresa, he conseguido aguantar el taller y no desmontar las instalaciones. La verdad es que han sido meses muy duros y más porque no veíamos la oportunidad de cerrar ciclo y pasar página, noticia que sí ha sucedido en estos días atrás ya que Sanidad ha dado el visto bueno a celebrar las Fallas en septiembre, gracias también al trabajo incansable de personas que lo han dado todo en la Mesa de Seguimiento de las Fallas y la Generalitat Valenciana».

Asimismo, Dani Barea asegura que, en el sector de los artistas falleros esta noticia se ha recibido «con alegría y optimismo pero, a la vez, con nervios por cómo estarán esos ninots, ya que muchos de ellos están hechos desde hace dos años, se han transportado más veces de lo normal, y también nerviosos por la fecha ya que muchas empresas cierran por vacaciones y los transportes y montajes se tienen que realizar en el mes de agosto, además de la falta de equipos humanos para plantar, aunque estoy seguro de que esos problemas se irán solucionando poco a poco». Este artista de la comarca reconoce sentirse «contento porque vuelve a rodar la maquinaria, poniéndose en marcha y dando un respiro a la economía del taller al tener que realizar las fallas que aún no se habían contratado de poblaciones para 2022, algo que permitirá crear nuevos puestos de trabajo e iniciar un nuevo ciclo con mucha ilusión y responsabilidad».

Otro de los sectores más afectados por la paralización de la actividad festiva fallera ha sido, sin lugar a duda, el de los indumentaristas quienes, desde hace meses, pedían la celebración de las Fallas este 2021 para no tener que cerrar sus empresas y poder continuar trabajando. «El hecho de que hayan Fallas en septiembre puede implicar que, por lo menos, aunque no se hagan trajes nuevos, el simplemente hecho de que haya que arreglar algunos de ellos, y alguna cosa nueva, va a hacer que suba un poquito la facturación, que pase de estar prácticamente a cero a que haya, por lo menos, un 20 o, con suerte, un 30% de facturación y que así se pueda mover un poco nuestro sector», afirman a este periódico profesionales de la indumentaria.

Banner Telegram eleco (interior)

Como han explicado, ya hay falleros y falleras que se han puesto en contacto con sus tiendas de indumentaria para coger cita para prepararse para los festejos que se celebrarán en unos meses. «Ya nos han llamado clientes para que les tengamos en cuenta en nuestras agendas para arreglos e, incluso, como la gente ya va viendo que se va a cerrar un ciclo y que puede comenzar el siguiente, nos han pedido cita para la futura presentación de su falla. La gente ya está pendiente de mirar cosas para poder vestirse en los próximos meses. Todo esto ayuda a mover un poco el sector, que no va a ser todavía lo normal, pero entre nada y lo normal, hay un término medio que entendemos que es súper necesario porque han sido catorce meses muy duros, muy complicados, de subir la persiana y saber que no iba a entrar nadie», apuntan.

Además de a los sectores económicos vinculados a estos festejos, la cancelación de las Fallas 2020 y la incertidumbre de si se iban a celebrar este año o no, también ha hecho mella en las comisiones falleras del Camp de Morvedre ya que la gran mayoría de ellas han sufrido bajas en sus filas, motivadas no solo por la no celebración de los festejos sino también por la situación económica de muchas familias que han sufrido mucho esta crisis económica, bajas que algunos presidentes temían que podían seguir sucediéndose en el caso de no realizar ninguna actividad en este 2021.

Ahora quedan meses de trabajo por delante para poder organizar un calendario festivo con actividades que se permitan desde la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, administración que tiene previsto publicar el próximo lunes el protocolo anti-COVID para las actividades festivas que se permitirán a partir del 1 de septiembre. Además, el colectivo fallero también ha recibido, desde el primer momento, el apoyo del Ayuntamiento de Sagunto para poder llevar a cabo la celebración de las Fallas 2021; como apuntaba la concejala de Fiestas y Cultura Popular, Asun Moll, esta misma semana: «Nos alegra la decisión tomada. En el departamento ya estamos preparados para empezar las reuniones con las diversas concejalías municipales para poder llevar a cabo las ocupaciones de vía pública y, por supuesto, estamos a la espera de la normativa que nos marcan desde Conselleria en la autorización de los eventos que se puedan llevar a cabo».


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD