El periodista y psicólogo de Puerto de Sagunto acaba de publicar su primer libro titulado «El adiestrador de mentes» en el que nos habla de la importancia de diseñar una vida adaptada a las necesidades de cada persona

José Antonio Forment: «La conducta autodestructiva solo es el resultado de una vida infeliz»

El escritor de Puerto de Sagunto, José Antonio Forment Sánchez, acaba de publicar su primer libro El escritor de Puerto de Sagunto, José Antonio Forment Sánchez, acaba de publicar su primer libro José Antonio Forment: «La conducta autodestructiva solo es el resultado de una vida infeliz»
Viernes, 15 Enero 2021 21:35

El periodista y psicólogo de Puerto de Sagunto, José Antonio Forment Sánchez, acaba de publicar su primer libro, que ha titulado El adiestrador de mentes con el que pretende poner de relieve, como el mismo autor, asegura «las dificultades que tenemos para domesticar nuestros pensamientos y moderar los impulsos que nos empujan a autodestruirnos con conductas profundamente perjudiciales». En este trabajo literario, Forment señala la importancia de que cada persona diseñe su vida adaptada a sus propias necesidades puesto que, como apunta, «vivimos en una sociedad tremendamente avanzada desde el punto de vista socio-tecnológico, pero con una forma de proceder emocional sustentada en mecanismos arcaicos, primigenios, enfocados única y exclusivamente a la supervivencia y la reproducción». Además, considera muy importante el poder aprender a gestionar nuestras emociones «si el sistema nos proporcionara la alfabetización emocional necesaria, sin tener que llegar a límites tan encarnizados, aún estaría mejor. Esto sería una verdadera sociedad del bienestar».

oferta empleo entre-texto1

Cuéntenos un poco, ¿quién es José Antonio Forment?

Una persona con mucha curiosidad e inquietudes a la que le fascina todo lo que puede dar de sí la investigación del cerebro y de nuestras emociones. Estudié la carrera de Periodismo debido a mi pasión por la leer y crear. Al finalizar esa etapa tan estupenda, entendí que mi verdadera vocación era conocer más acerca de porqué actuamos como actuamos, así que me licencié en Psicología, me especialicé en clínica y en deportiva, para continuar reciclándome, a día de hoy, con las últimas publicaciones científicas sobre la materia con la idea de brindar la mejor ayuda posible a toda persona que acude a mí. Nunca podemos considerarnos un episodio cerrado, no sabemos todo lo que podemos llegar a descubrir mientras aún respiramos…

¿Cuándo nació su pasión por la escritura?

Desde bien pequeñito. A los siete u ocho años recuerdo generar escritos sobre todo tema que me venía a la cabeza, además me fascinaba leer libros de aventuras e incluso con nueve o diez años comencé a leer periódicos y escribir mis opiniones en textos. Supongo que escribir era la manera de expresar un universo fantástico que sobrevuela en tu mente cuando aún no diferencias del todo qué es verdad y qué es fantasía. Me impactó ver que incluso en adultos, en muchos casos cuesta diferenciar lo que es realidad de lo que es producción de un cerebro creativo.

¿Y por la psicología?

Banner Telegram eleco (interior)

Comprender al ser humano ha sido un reto. Durante mis años en periodismo, me empezó a interesar el tema de las emociones y las conductas, el periodismo trata de reflejar una realidad a veces indescriptible, por lo injusta, cruenta o paradójica que resulta. No era capaz de entender que a veces llegáramos a sabotearnos a nosotros mismos para perjudicarnos. Quizá el hecho de ser capaces de desafiar a la lógica y generarnos sufrimiento de una manera despiadada, en bucle y desafiando cualquier lógica comprensible me condujo a hacer lo posible por tratar de ayudar. No entendía que, en ocasiones, el ser humano es de todo menos humano, de algún modo me sentía atraído por descubrir más cosas de acerca de todas estas incongruencias que todos vivimos en el día a día.

¿En qué ramas de la psicología se ha especializado?

Hice un máster de psicología clínica y otro en deportiva. Tengo el reconocimiento de Psicólogo General Sanitario. Además, complementé mi formación con muchos cursos variados, sobre la inteligencia emocional, el amor, el mindfulness, la gestión de las emociones en situaciones de crisis, ansiedades y depresiones agudas, la muerte, etc... He participado en diferentes charlas sobre estos temas, además de colaborar con clubes deportivos. También devoro constantemente libros sobre filosofía y psicología, creo firmemente que Occidente necesita esta sabiduría ancestral y espiritual para complementar el desarrollo científico del que disfrutamos. Por todo esto, me considero abierto a una formación ecléctica, adaptando lo que considero mejor de cada corriente y eliminando etiquetas que limiten.

JAFORMENT2

¿Cómo ha sido el proceso de creación de su primer libro?

Llevaba tiempo pensando en aunar el conocimiento que voy recopilando a lo largo de mi trayectoria profesional y también mediante la investigación individual en todo lo relacionado con la intrahistoria de este fabuloso mundo de las emociones. El hecho de afrontar un primer confinamiento y disponer de más tiempo libre provocó que aumentara el tiempo que dedicaba a la escritura y que, a base de encadenar textos, surgiera la idea de entroncarlos con un sentido global y esclarecer la base para un ensayo más extenso, hecho que no estaba previsto de antemano, al menos en un periodo de tiempo tan breve.

¿Por qué eligió titularlo El adiestrador de mentes?

Porque creo que ese título es tremendamente expresivo y refleja de forma fiel las dificultades que tenemos para domesticar nuestros pensamientos y moderar los impulsos que nos empujan a autodestruirnos con conductas profundamente perjudiciales.

¿De qué nos habla en este libro?

El libro pone de manifiesto cómo nos hemos convertidos en verdaderos expertos de culpar a las circunstancias cuando las cosas nos van mal, en vez de coger las riendas de nuestra vida. La buena noticia es que esto no es genético, crónico, ni se arregla con una pastilla. Podemos actuar. Esto quiere decir que podemos cambiar lo que no funciona, aceptar lo que no es cambiable y dejar de vivir continuamente en la ilusión del pensamiento, porque cuando pensamos no vivimos, la vida no se puede describir, sólo vivir, el pensamiento sólo se usa cuando es útil, si te entregas a él de una forma mecanizada, ritualística, indiscriminada y automática, pasa a ser una voz mental inconsciente que te recuerda cada minuto lo torpe que eres, lo injusta que es la vida, el peligro que corres en cada instante o lo poco que te quieren o valoran los demás. Esto no es pensar, esto es morir en vida. Por desgracia, pasa mucho, pero esta inconsciencia, la podemos transformar en consciencia, en presente, en voluntariedad, en vida. Esto es el ser auténtico y no en lo que nos convertimos en demasiadas ocasiones.

En una sociedad como la actual, ¿es importante saber gestionar nuestras emociones?

No hay nada más importante. Nadie nos ha enseñado como se hace esto. El sistema se preocupa por formarte en matemáticas, en lenguaje, en idiomas, en música, en historia… que lo veo genial y necesario…. Pero nadie nos guía en un aprendizaje de los sentimientos, ese que debería explicarnos qué son las emociones, porque las tenemos, como se gestionan de manera adecuada o qué puede provocar su mal uso. Sólo cuando tenemos un problema, tratamos de reparar el daño, como si se tratara de un coche, la diferencia es que la mecánica de las emociones es más compleja, exige un cuidado pormernorizado y una enseñanza básica, además de enfatizar la prevención y no sólo el remedio los síntomas. Intervenir y ser consciente para mejorar una situación que nos infunde dolor siempre está muy bien, pero si el sistema nos proporcionara la alfabetización emocional necesaria que favorecería una actuación temprana, sin tener que llegar a límites tan encarnizados, aún estaría mejor. Esto sería una verdadera sociedad del bienestar.

En su libro apunta que es importante diseñar un estilo de vida adaptado a nuestras necesidades, ¿por qué considera que esto es necesario?

Porque nos resulta muy cómodo activar el piloto automático y despreocuparnos por tomar decisiones que consumen más energía, más atención. Vivimos en una sociedad tremendamente avanzada desde el punto de vista socio-tecnológico, pero con una forma de proceder emocional sustentada en mecanismos arcaicos, primigenios, enfocados única y exclusivamente a la supervivencia y la reproducción. En el momento que renunciamos a conocer nuestra esencia, lo que somos de verdad, sin etiquetas ni atajos, empiezan a surgir muestras de infelicidad y agobio. No somos capaces de hablarnos a nosotros mismos con sensatez, tenemos un pensamiento descontrolado, ansiosos y en muchas ocasiones neurótico. Este fenómeno de psicosis colectiva afecta a todos los ámbitos: familia, pareja, trabajo, mortalidad… El primer paso para volver a encontrar el camino es conocer exactamente que hay dentro de nosotros y enfocar esa experiencia emocional hacia los pensamientos más apropiados para que nuestra mente se convierta en aliada y no en un obstáculo.

«Comprender al ser humano ha sido un reto. Durante mis años en periodismo, me empezó a interesar el tema de las emociones y las conductas, el periodismo trata de reflejar una realidad a veces indescriptible, por lo injusta, cruenta o paradójica que resulta».

¿De qué manera podemos acabar con nuestras conductas autodestructivas?

La conducta autodestructiva solo es el resultado de una vida infeliz. No podemos centrarnos exclusivamente en la conducta, que es la consecuencia final, la materialización de todo el proceso, eso que se ve. Hemos de aprender a detectar los pensamientos que son el causante de cómo nos sentimos. Los pensamientos no se ven ni se tocan. Aquí está el quid de la cuestión. En la medida que seamos capaces de hacer conscientes esos pensamientos demoledores que pasan desapercibidos, estaremos en disposición de empezar a fabricar las emociones que queremos sentir, esas que nos van a favorecer en la consecución de nuestras metas. El fin de toda esta sinergia tan bien engrasada será dar a luz una conducta mucho más sana y apropiada.

¿Es posible alcanzar la felicidad conociéndose uno mejor por dentro?

Lo que te puedo asegurar es que sería imposible alcanzarla sin conocernos a nosotros mismos. De algún modo u otro, nos hemos vueltos adictos a la infelicidad, al autorreproche, a la culpa, a la crítica injustificada de uno mismo y del mundo. Nos entusiasma comparar, juzgar, interpretar, valorar…. Sentimos la necesidad de controlar las cosas. No podemos controlar lo que sucede, es imposible. Hay un nivel de incertidumbre que escapa a nuestro conocimiento y debemos convivir con ello, aceptar lo que no podemos variar de rumbo, como la muerte de un familiar, una ruptura de pareja o el despido de un trabajo y volcarnos con todos nuestros sentidos en cambiar todo lo que depende de nosotros, en escapar de una situación tóxica o en reproducir las condiciones de vida que mejor se adaptan a las metas que nos hemos trazado. La felicidad se relaciona con la presencia, con el presente, con lo único que es verdad y no tiene nada que ver con el pensamiento, que es una simple interpretación. Vivir con presencia significa dejar de identificarte continuamente con ese pensamientos repetitivos, incesantes y dañinos que genera la voz de tu cabeza que has inventado. Si eres capaz de trascender esta voz, si no creas ningún personaje calamitoso y defectuoso de ti mismo, serás capaz de acercarte a esa felicidad personal que depende de cada uno, porque la felicidad es un proceso que se construye día a día, sin falsificaciones, duplicidades o suplantaciones de identidad por una mente temerosa, asustada e insegura que tiene el vicio pernicioso de elaborar personajes que no definen nuestra esencia, lo que somos de verdad, por mucho que nos hayamos encargado de darles vida.

¿Por qué asegura que el cambio debe producirse de dentro hacia fuera?

El cambio solo puede producirse desde dentro, porque somos para nosotros mismos lo más importante que tenemos en la vida. Hemos de encargarnos de la responsabilidad que supone tener la posibilidad de decidir cómo queremos ser. Las circunstancias, el entorno, todos los problemas que nos acecharán en la vida… no tienen la potestad de decidir en qué tipo de personas nos vamos a convertir, aunque muchas veces creamos que son los demás los que nos hacen infelices, que tenemos un trabajo que nos explota o que la ansiedad que sentimos pueda matarnos. El sistema cultural que nos amamanta ha invertido muchos recursos en hacernos creer, equivocadamente, que no somos los responsables de nuestras emociones, así que nos resulta muy cómodo buscar la explicación del sufrimiento personal en algun factor ambiental, de fuera. Es el momento de tomar el timón, de despertar y de vivir, porque tú y solo tú, decides hacia dónde vas. En el peor de los casos, cuando no puedas cambiar algo, siempre podrás variar la actitud con la que te enfrentas a ese algo, de lo contrario, si buscas una excusa para sentirte mal… tendrás a tu alcance un ramillete de evitaciones de responsabilidad a las que poder recurrir siempre que no te apetezca cargar con el peso de la consecuencia de tu elección.

¿Cómo logró que una editorial se fijase en este trabajo para ser publicado?

Un libro se cuece a fuego lento, pero como no tenía intención de publicarlo en un principio, supuso una experiencia realmente sorpresiva, a la par que muy enriquecedora. Lo envié a una editorial y les gustó, así que decidimos ir para adelante y sacarlo a la luz.

JAFORMENT3

¿Dónde podemos encontrar su libro?

El libro está disponible en varios canales de venta. En mi consulta de Puerto de Sagunto, situada en C/ Menéndez y Pelayo 20, donde además oriento en su lectura y recalco los puntos fundamentales, también podemos encontrarlo en la librería El Puerto en Puerto de Sagunto o en Espai d´Art, de Sagunto. Además, está en muchas plataformas como Amazon, El Corte Inglés, Agapea, Casa del Libro… tanto en formato de papel como en versión ebook.

¿Tiene pensado presentar su libro próximamente?

Debido a la actual situación de pandemia que nos afecta en la actualidad, hemos preferido no realizar presentaciones públicas, aunque sí que he establecido un nuevo modelo de acercar el libro al público a través de presentaciones individuales guiadas en mi consulta donde se orienta a la lectura, se establece una visión general de los diferentes epígrafes y se aconseja el modo más eficaz y productivo para su enfoque, de un modo más informal, mediante charlas instructivas, con participación del lector, donde puede formular las preguntas que crea necesario y con el objetivo de acercar el contenido a la persona a la vez que se allana la divulgación de un tema tan apasionante. A través del número de teléfono ser puede reservar una cita totalmente gratuita.

¿Tiene proyectos literarios futuros ya en mente?

Sí me gustaría volver a publicar. Creo que es muy importante difundir el mensaje que tan bien han proclamado autores como Tolle, Vicente Simón o Alonso Puig cuando enuncian que nos hemos enfrascado en un tipo de pensamiento repetitivo paranoico y convulsivo que nada tiene que ver con lo que sucede en la realidad, es necesario hacer consciente a la mayor parte de la gente de que la clave pasa por mantenerse siempre en el presente, que es el gran valor de la humanidad. Este es el verdadero despertar, un aprendizaje necesario en la manera de pensar para reducir ese desasosiego constante que reproducimos, esa tensión por tener que adaptar nuestro yo real, lo que somos ahora, con nuestro yo ideal, lo que nos gustaría ser. Creemos que el presente es un problema que sólo se puede solucionar más adelante, en el futuro, cuando nos casemos, tengamos un trabajo estable o una vivienda en propiedad. De nuevo, pensamiento mal entendido, ante lo que se necesita una vacuna también, pero de consciencia y de auto-conocimiento verdadero. Esta es la esencia.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Jueves, 28 Enero 2021 10:49

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD