El joven escritor de Puerto de Sagunto, afincado actualmente en Gilet, ha publicado su primera novela infantil que ha titulado «El buscador de historias» junto a la ilustradora, Teresa Cebrián

Tony Rham: «Un mundo solo de pantallas donde los niños no imaginan, es un mundo que va a ser peor»

Viernes, 13 Septiembre 2019 15:31

tonydentroAntonio Giménez, “Tony Rham”, muestra la portada de su primera novela infantil

Un ávido lector y un escritor prematuro. Así se podría definir a Antonio Giménez, ‘Tony Rham’ un joven escritor de 36 años de Puerto de Sagunto, afincado actualmente en Gilet, que acaba de publicar su primera novela El buscador de historias que cuenta con las ilustraciones de otra artista de la capital del Camp de Morvedre, Teresa Cebrián. Este proyecto nació hace cuatro o cinco años, tal y como relata su autor, aunque terminó de escribirse hace tres pero ha tenido que hacer un largo recorrido hasta que al final ha podido publicarse.

«El buscador de historias nace de una pregunta muy concreta: ¿De dónde viene la imaginación? La historia comienza con Mateo, que es un buscador de historias, que viene de un país digamos bajo tierra, muchos kilómetros bajo tierra, que se llama Cidonia donde sus habitantes tienen el estómago y el cerebro conectados, se alimentan de historias, cuentos y leyendas. Lo que pasa en este país es que se están olvidando de imaginar historias, están usando las antiguas y ya saben un poco a rancio, como caducadas. Mateo es el último buscador de historias de Cidonia y lo envían en una misión para encontrar el mítico mundo exterior para encontrar historias nuevas. Mateo que tiene la apariencia como la de un niño, se encuentra a Cele que es un niño un poco raro, introvertido, muy lector. Entonces empieza una aventura en la búsqueda de la imaginación», afirma Tony Rham.

En cuanto a los protagonistas de este relato, su autor afirma que «Cele podría ser perfectamente como me recuerdo yo en mi infancia: curioso, lector, haciendo preguntas constantemente. Mateo es un arquetipo de buscador, Mateo somos un poco todos. Es un buscador de historias, que viene de un país lejano que llega haciéndose muchas preguntas porque realmente lo necesita. Nosotros, en lo más profundo de nuestro corazón tenemos la necesidad de responder preguntas de las que ahora mismo no tenemos respuesta. Cada uno de nosotros tiene un buscador de historias dentro».

CCOO ACTO MAYO ENTRETEXTO

Este proyecto es un trabajo hecho a cuatro manos, por una parte la literatura de Tony Rham y, por otra, las ilustraciones de la artista local, Teresa Cebrián. «Con Teresa me une una amistad de hace muchos años, trabajábamos en una misma empresa hace muchísimos años y siempre hemos mantenido el contacto y la suerte que tuve es que ella se sumó a la idea cuándo la estaba concibiendo. Entonces no recibió un manuscrito cerrado si no que ha habido una interactividad entre los dos y eso fue muy bueno porque su manera de imaginar es más plástica y artística y la mía más abstracta y del lenguaje; hay cosas en la novela que, gracias a ella y a su manera de hacer arte, modifiqué en mi lenguaje o en mi manera de hacer las cosas», afirma el autor.

Este hecho propició que la novela se haya visto acompañado de un cuaderno de colorear que permite a los más pequeños de la casa el poder conocer la historia y, además, poder colorear las situaciones y a los personajes de la novela pues, tal y como explica el escritor local: «Este pack nació solo. Teresa hizo más ilustraciones de las que podíamos incorporar en la novela, eran muy buenas, y era una pena dejarlas fuera. Por lo tanto vimos cómo respiraban en un libro que pudiéramos contar la misma historia de la novela, que es para niños de a partir de ocho años, de una manera más sencilla y visual para niños desde los tres años, con una frase y un dibujo y creo que es algo muy atractivo».

‘El buscador de historias’ es un proyecto que surgió hace cuatro o cinco años y que, como explica el autor, «nace de una pregunta muy concreta: ¿De dónde viene la imaginación?».

La pasión por la lectura que Tony Rham tiene desde niño le ha hecho que el autor de la ciudad se haya inspirado en muchos escritores a la hora de realizar sus textos. «Mi inspiración pueden ser El Principito, la colección de El Barco de Vapor, C.S. Lewis y su Narnia, Michael Ende y la Historia Interminable o incluso J.R. Tolkien y su Señor de los Anillos, todos me han influido mucho, ya no sus textos solo sino de dónde viene todo eso. Ellos se alimentan de mitología, de filosofía, de textos que son muy nutritivos pero lo que hacen son historias al final, no te cuentan un ensayo. En sus historias hay tanto dentro de lo que poder hablar que es algo que sería infinito», apunta.

Así pues, El buscador de historias cuenta con el prólogo de la escritora valenciana Carmen Amoraga, un prólogo donde se explica muy bien el objetivo que Tony Rham busca con esta novela. «Básicamente hay dos temas en la novela. Uno de los más obvios es el respeto a las personas mayores, hay una trama donde tienen que buscar a la abuela de Cele y se muestra como desde la infancia deberíamos inculcar a nuestros pequeños el respeto a las personas mayores, algo que se está olvidando parte de la sociedad. Por otro lado, en el aspecto más profundo de la novela, estamos hablando de la imaginación. Un mundo solo de pantallas donde los niños no imaginan es un mundo que va a ser peor; este libro pretende recordarnos, a niños y padres, que debemos de tomar medidas para no permitir que las pantallas de la casa absorban toda la actividad del niño», afirma el escritor local.

En cuanto a las críticas recibidas, Tony Rham apunta: «Estoy muy contento con el recibimiento. Mucha gente me dice que con un lenguaje digamos original, les recuerda a una mezcla de entre lo que era El Pirata Garrapata o Fray Perico y su borrico y El Principito y eso para mí es demasiado honor pero me alegra porque esa combinación era una intención que yo tenía: un lenguaje muy asequible y divertido pero, al mismo tiempo, una profundidad».

Inicios en la escritura y futuros proyectos

Los inicios en el mundo de la literatura de Tony Rham fueron muy tempranos ya que, tal y como explica: «Escribo desde niño. Recuerdo, a los 7 u 8 años, hacer los cómics de la serie mítica de televisión Bola de Dragón con papeles y cartulinas, haciendo mis propias historias. Desde ese momento y hasta hoy, que tengo 36 años, han pasado muchos años, muchas experiencias y recuerdo que en toda mi vida he estado escribiendo y también leyendo. Es más, recuerdo que cuando estaba la biblioteca de niños separada en el Triángulo Umbral creo que fundí mi carnet de la biblioteca y me llevé muchos libros para leer».

A pesar de que reconoce que El buscador de historias es una novela conclusiva, con su principio y su final, no descarta continuar con la historia «si alguna editorial se interesa por la novela porque ideas hay». Y es que tras buscar una para que publicara el libro, finalmente decidió autopublicarla en Amazon, plataforma por la que se puede adquirir en la actualidad esta novela, así como a través de sus redes sociales. En cuanto a proyecto futuros, Tony Rham, apunta que lleva tres años trabajando en una novela juvenil que va a ser una tetralogía que versa sobre una niña alquimista y está también «moviendo un documento de guión para productoras en Madrid que sé que es muy complicado», además de escribir poesía y cuentos, «pero de forma puntual».


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Viernes, 20 Septiembre 2019 22:49

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD