«Una auténtica vergüenza y  un vertedero de todo tipo de productos, insectos y animales muy poco saludable». Así define Cristóbal Sáez la situación que ve cada día en su paseo matinal, al atravesar el río a su paso por debajo del puente que se encuentra situado al lado del Hospital de Sagunto. «Es una asquerosidad. Ahí puedes encontrar de todo. Hay televisores, neveras, estufas rotas, colchones, escombros, bolsas de maleza, puertas, ventanales, mueles, cristales...», sigue...
Publicado en Ciudad