Cuando Sergio Santos era adolescente empezó a escribir un libro que hoy, con 40 años, este vecino de Sagunto, quiere finalizar. Un total de 10 folios que nunca tuvieron un final, se han convertido en la actualidad, en la primera obra de Sergio, Setecientas veinte horas. Operario de fábrica de profesión, este vecino de Sagunto le debe su obra a su mujer, quien encontró su primer boceto por casa y quien, sorprendida con lo que leyó, animó a su marido a dar fin a su historia.Así que,...
Publicado en Cultura