He escogido esta frase anónima para titular mi artículo, porque la considero apropiada para todos aquellos que creemos que El Puerto algún día se convertirá en un nuevo Municipio.   Todos los días recibo el mensaje de que la Segregación hoy por hoy es imposible, que es una causa respetable, pero la gente o los vientos soplan en otra dirección. Pero mi respuesta ante ese tipo de argumentos, es casi siempre la misma: «y a mi ¿Qué?»   Las leyes están hechas a medida en contra...
Publicado en Desde El Puerto