Los niños que conviven con el síndrome de Landau-Kleffner presentan una gran actividad epiléptica por las noches que provoca trastornos en el aprendizaje y en la conducta. Esta actividad epiléptica, que suele aparecer en menores sanos entre los 4 y los 8 años, termina desapareciendo, sin embargo sus secuelas permanecen y serán más o menos graves dependiendo del grado de los ataques epilépticos, del tiempo en que este síndrome se tarde en detectar y de su duración en el tiempo. Por...
Publicado en Salud