El tabaco, el alcohol, el estrés, incluso la depresión son algunos de los condicionantes que aumentan los problemas gástricos. Muchas veces la dispepsia gástrica, también conocida como “gastritis”, puede venir provocada por unos hábitos poco saludables que producen “inflamaciones superficiales” de la mucosa del estómago. El especialista en digestivo debe ser quien determine las causas específicas, pero lo que está demostrado es que cambiar hábitos puede ayudar a mejorar las...
Publicado en Salud