Un chico que cree en si mismo, que trabaja constantemente y que se deja llevar por la música y la imaginación. Así es Prudencio Medina. A sus 26 años se define como una persona observadora, lo que le permite fijarse en cada detalle que poder plasmar a través de su escritura, convirtiéndolos en nuevas historias. Fue a una temprana edad cuando Prudencio descubrió su pasión por la literatura, lo que le llevó a comenzar con los poemas, el género en el que asegura sentirse más...
Publicado en Cultura