Hace poco más de un año, justo en mitad de la pandemia por la COVID-19, tres músicos valencianos decidieron unir su talento para crear una nueva banda musical a la que han llamado Tensión No Resuelta, una formación que está compuesta por el vecino de Sagunto, Iñaki Jonás, a la voz y la guitarra, el bajista porteño Eliseo Cenalmor, y el valenciano Tomás Domínguez encargado de la batería tanto acústica como electrónica. Ahora acaban de presentar su primer trabajo discográfico...
Publicado en Cultura