Cada día miles de personas viven situaciones de injusticia social en países tercermundistas. Consciente de esas necesidades, Marta Estal, de 24 años, decidió vivir su propia experiencia como cooperante de la ONG Living Meki. Ha permanecido durante 15 días en Meki, un poblado de Etiopía, motivada por sus ganas de ayudar y su pasión por viajar y conocer otras culturas. Además, confiesa que entender otros mundos le ayuda a entender también el suyo propio. Ha estudiado canto y piano...
Publicado en Cultura