Circular por el conocido camino viejo de Teruel del término municipal de Sagunto es, según Obdulia Gutiérrez, una vecina que pasa por el mismo al menos dos veces al día, «terrorífico».   Hace referencia esta fuente a la nula iluminación que posee el camino en toda su longitud, puesto que en dicho camino no existe ni una farola para iluminar el paso de vehículos, bicicletas y personas.   «Mi marido, mi hijo y yo vivimos aquí todo el año. No tenemos otra casa, comienza...
Publicado en Ciudad