«Abandonados y maltratados» así sienten las 300 familias que han sufrido en nuestra ciudad el fraude de AFINSA y que han tenido que afrontar que, tras una larga batalla legal, el proceso concursal  ha finalizado garantizando únicamente el 5% de su inversión a las familias que confiaron sus ahorros a esta empresa de bienes tangibles. Para los afectados ha sido una batalla de siete largos años, que les ha costado muchos disgustos y  esfuerzos, y que ahora ha terminado con el peor de...
Publicado en Ciudad