La reforma laboral juega, una vez más, en contra de los intereses de los trabajadores de Galmed al establecer un período máximo de 30 días para la finalización del ERE de extinción de empleo que acabará con los 165 trabajadores de la planta saguntina alimentando las filas del INEM. Esta premisa introducida por el Gobierno en la última regulación ha convertido la negociación del ERE en una auténtica carrera contrarreloj en la que se acoplan las reuniones, hoy se celebrará la...
Publicado en Ciudad