Este gesto simbólico de entregar los 500 euros a la Fundación del Patrimonio Industrial en palabras del alcalde, se trata de «una muestra de la buena voluntad» del Equipo de Gobierno para resolver esta situación que, como reconocía el propio gerente de la fundación, viene dada de una circunstancia heredada, ya que, como resalta Fernández, «son el resto de miembros de la Fundación, incluyendo la Generalitat gobernada por el PP, quienes no hicieron las aportaciones establecidas. Pero...
Publicado en Ciudad