La violencia contra las mujeres constituye una violación de los Derechos Humanos Fundamentales de las personas, en lo que supone de destrucción de la dignidad de estos, menoscabando la educación de los hijos y denigrante de los agresores, siendo por lo tanto, un obstáculo para el desarrollo de una sociedad justa, libre y solidaria en el desarrollo de la igualdad entre hombres y mujeres, señalan desde Compromís. Según Cristina Rodríguez: «En nuestro municipio estamos trabajando duro...
Publicado en Ciudad