La Audiencia de Valencia ha condenado a siete años de prisión por un delito de asesinato a un hombre que mató a golpes a su padre, de 70 años, en noviembre de 2015 en el garaje de la vivienda familiar situada en la primera fase de la urbanización Santo Espíritu de Gilet. La sentencia, emitida tras un veredicto de culpabilidad por parte de un jurado popular, aprecia la eximente incompleta de anomalía mental y la atenuante de parentesco. Como informan fuentes del tribunal, padre e hijo...
Publicado en Sucesos