El aula de informática del CEIP Palància de Algímia presentaba esta semana un aspecto inusual. Apostados ante la docena de ordenadores que componen el aula no había niños sino adultos con muchas ganas de aprender y dando las pertinentes explicaciones no estaba un docente de Primaria sino el alcalde, Ernest Buralla, quien por unas horas cambió la resolución de incidencias de la gestión diaria por el papel de educador. Era una de las clases de la primera edición del Curso de...
Publicado en Comarca