Esta concentración ha sido promovida en la localidad por la Asociación Vecinal La Victoria y es que, según datos del Banco de España entre 2016 y 2021 los bancos cerraron 9.700 sucursales, reduciendo su red hasta 19.228 oficinas

Protesta ciudadana en Puerto de Sagunto para reclamar la reapertura de sucursales bancarias

La protesta ha tenido lugar este viernes ante la oficina de CaixaBank de Puerto de Sagunto La protesta ha tenido lugar este viernes ante la oficina de CaixaBank de Puerto de Sagunto
Viernes, 06 Mayo 2022 21:35

El cierre de las oficinas bancarias, no solo afecta a la ciudadanía negativamente que tiene que desplazarse un largo trayecto hasta la sucursal sustituta, por ello desde la A.V, La Victoria, entidad promotora de la protesta realizada hoy exige «la reapertura de las últimas oficinas cerradas, la de la plaza 1 de mayo y la de Hispanidad».

Esta mañana, ha tenido lugar la concentración ciudadana, anunciada ayer, por este periódico y promovida por la Asociación Vecinal La Victoria. La concentración, a la que han asistido más 300 personas se ha iniciado a la diez de la mañana, en la Avenida 9 de octubre frente a la sede de CaixaBank, para protestar por el ultimo cierre de dos sucursales, y ha finalizado la protesta una hora más tarde.

Sobre el cierre de sucursales, afirma el representante vecinal Isidro Andújar, «que con la fusión entre CaixaBank y Bankia donde antes había siete sucursales ahora quedan dos y la consiguiente disminución de personal. Esta situación nos parece inadmisible». No obstante, aclara, que CaixaBank no es el único banco con la drástica reducción de sucursales, dejando pocas oficinas abiertas para los casi 70.000 habitantes del municipio, «que obliga a renovarse con la banca digital o morir. A este problema de la desaparición de sucursales bancarias se suma que parte de la ciudadanía tiene que pedir ayuda para poder operar con los cajeros automáticos».

Menos oficinas más carga de atención

CCOO ACTO MAYO ENTRETEXTO

Desde la A.V. señalan que vecinos que tenían la oficina bancaria cerca de su domicilio ahora tienen que caminar treinta minutos para ir a otra sucursal. Y ponen como ejemplo el populoso barrio de Baladre que ya carecen de este servicio, comentaba Andújar, quien relataba que los residentes de esta parte del municipio tienen que desplazarse fuera del barrio para poder sacar dinero. «Un hecho que agrava la situación de la gente mayor y de las personas con movilidad reducida. Muchas, además, no saben usar la banca online para cobrar la pensión o pagar los recibos. También disminuyen los servicios a los clientes en las oficinas que se ven afectadas. Particularmente doloroso es la reducción de la atención en ventanilla» afirman.

En ese sentido, opinan desde la entidad vecinal que los bancos, no solo apuestan «por dar un mal servicio a los clientes para quitarse el lastre de aquellas personas que no son autónomas digitalmente, sino que destruyen puestos de trabajo. Todo un ejemplo que nos dan empresas rescatadas con dinero público».

Buen trato del personal

No obstante desde la A.V. La Victoria, destacan el buen trato que se recibe en las oficinas por el personal empleado del banco, «ha sido modélico, dado que a pesar de estar el interior de la sucursal llena de gente y con enormes colas en el exterior, siempre atienden más allá, con la mejor disponibilidad posible y agradecemos su esfuerzo».

Asimismo anuncian desde la representación vecinal que cerrará su cuenta en una de las entidades que están eliminando sucursales en el pueblo y esperan «que en el Ayuntamiento se hagan eco y no trabajen con bancos que maltratan a la ciudadanía».

Siguen exigiendo «la reapertura de las últimas oficinas cerradas, la de la plaza 1 de mayo y la de Hispanidad». Señalar que muchas de las personas que han asistido a la concentración de hoy, consideran que esta es una reivindicación justa, por ello desde La Victoria recogen el guante y anuncian una próxima concentración para el viernes día 13, a las 10 de la mañana.

Cierre de un tercio de oficinas bancarias

No hay que ignorar que, según los últimos datos del Banco de España, a lo largo del último lustro el sistema bancario español, como consecuencia del proceso de fusiones, ha echado el cierre en un tercio de las sucursales bancarias, en concreto un 33,4%, es decir, una de cada tres. A mayor abundamiento se puede indicar que, según las mismas fuentes, entre 2016 y 2021 los bancos cerraron 9.700 sucursales, reduciendo su red hasta un total de 19.338 oficinas, siendo el área mediterránea una de las más afectadas.

El argumento troncal que utiliza la banca para justificar el cierre de oficinas se sustenta en el proceso de transición para pasar de la tradicional atención presencial en las oficinas a la atención online a través de los canales digitales. Pero, en este tránsito, los principales afectados son los colectivos de personas mayores y vulnerables. En este sentido, cabría recordar la reciente campaña de recogida de firmas «Soy mayor, pero no idiota», a través de la plataforma change.org, que lanzó el valenciano Carlos San Juan de Laorden para exigir atención personal en las sucursales bancarias. Campaña que contó con el respaldo de 600.000 ciudadanos.

115.000 empleados menos

Por otro lado, en el informe de CCOO sobre el sector financiero, presentado el pasado abril, señala que, de 2008 a 2021 el proceso de reestructuración del sector financiero se ha traducido en la confluencia de 88 entidades en 10 grupos bancarios, un ajuste neto de 115.000 empleos y una reducción de 23.673 oficinas, «disparándose la carga de atención de167 habitantes por persona empleada en 2008 a cerca de 300 habitantes en 2021, en un modelo de negocio social y laboralmente insostenible, que no cuida ni a sus profesionales ni a sus clientes».

Esta fuerza sindical también opinan, que el sector financiero debe cuidar a sus plantillas, el activo imprescindible de un sector que, más allá de la digitalización, los beneficios record y las desmesuradas retribuciones de sus cúpulas, se sigue basando en personas que atienden a personas. Subrayan desde el sindicato que «2021 ha supuesto más de 18.000 salidas en 5 procesos (Santander, CaixaBank, Sabadell, BBVA y Unicaja) salidas de forma voluntaria, gracias a movilizaciones históricas, pero que situarán la plantilla del sector en 160.000 personas, 115.000 menos que en 2008».

Laboralmente insostenible

«Contra lo que pueda pensarse, los procesos de digitalización han incrementando de forma exponencial la sobrecarga de trabajo de las plantillas y las consecuencias en su salud: gestión comercial y bancaria, riesgo jurídico, formación obligatoria, carga administrativa… A ello se suman las prolongaciones de jornada, objetivos comerciales inasumibles, presiones desmedidas… llevando auna situación límite para plantillas estresadas, quemadas y desmotivadas. Un modelo laboralmente insostenible que debe cesar de inmediato», sostienen desde CCOO y añaden: «Mientras las cúpulas del sector bancario descuidan e ignoran a las plantillas, se cuidan a sí mismos: Entre 2018 y 2021 los beneficios de las principales entidades han subido un 34,17% y los sueldos de Presidentes y CEOs un 37,77%».


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD