La iniciativa planteada ahora por el Consell de Ximo Puig, prevé invertir 400 millones de euros en cuatro nuevas líneas de metroTRAM para reforzar el transporte público del Área Metropolitana de València

El metroTRAM, anunciado esta semana por la Generalitat, ha recordado al fallido Proyecto CIVIS presentado en 2003

El también fallido proyecto CIVIS se presentó a bombo y platillo el 02/04/2003, antes de las elecciones autonómicas y municipales de aquel año, donde Borrás perdió la Alcaldía El también fallido proyecto CIVIS se presentó a bombo y platillo el 02/04/2003, antes de las elecciones autonómicas y municipales de aquel año, donde Borrás perdió la Alcaldía
Jueves, 30 Diciembre 2021 21:34

A principios de esta semana, navideña por excelencia y con escasa actividad informativa, más allá del tradicional machaqueo con la COVID-19, cobraba relevancia que la Generalitat Valenciana prevé invertir 400 millones de euros en cuatro nuevas líneas de metroTRAM para reforzar el transporte público del Área Metropolitana de València.

En lo que afecta al municipio de Sagunto, la nota informativa emitida por la Generalitat indicaba que el metroTRAM, que conectará Puerto de Sagunto, Sagunto y València, circulará entre Puerto de Sagunto y Sagunto ofreciendo un servicio de transporte competitivo a estos dos núcleos, para posteriormente conectar con el entorno de Parc Sagunt, a través de la CV-309, desde donde se canalizarán los tráficos hacia València o hacia la red de Metrovalencia para favorecer la intermodalidad.

Asimismo, se prevé ejecutar un tramo por dentro del municipio de Sagunto, que conectaría el Puerto de Sagunto con la estación de cercanías de RENFE y el casco histórico con distintas paradas. Esta conexión ha sido interpretada como una alternativa al proyecto de tren al Puerto que desde hace años vienen reivindicando desde Iniciativa Porteña. Además, se desarrollaría el enlace con València y se valoraría, para mejorar la conectividad, el diseño de un carril reservado, planteándose la posibilidad de conectar también los municipios del entorno con la red de Metrovalencia.

Este proyecto, que requiere varios años de ejecución y una inversión de 400 millones de euros para las cuatro nuevas líneas de metroTRAM, entre ellas la del municipio de Sagunto, si bien ha sido recibido con las lógicas reservas, dado el gran volumen de recursos económicos que require, tampoco ha causado gran sorpresa, puesto que algo parecido ya se vendió en Sagunto allá por 2003.

CCOO ACTO MAYO ENTRETEXTO

Proyecto CIVIS

Efectivamente, según publicaba El Económico el 7 de febrero de 2003, el siguiente día 10 se iba a celebrar en el Ayuntamiento de Sagunto la presentación del Proyecto CIVIS. Al acto estaba prevista la asistencia, entre otros, del director general de la Conselleria de Transporte, Vicente Dominé, además del alcalde del consistorio saguntino, Silvestre Borrás, del Partido Popular.

Como detalle aclaratorio de lo que finalmente sucedió, cabe recordar que 2003 fue año electoral, ya que el 25 de mayo se celebraron elecciones autonómicas y municipales, por lo que este planteamiento fue encuadrado en el contexto electoral que ya se respiraba en el ambiente.

El Proyecto CIVIS, extremadamente moderno, incluso futurista para la época, consistía en la implantación de un autobús-tranvía ecológico que, de haberse puesto en funcionamiento, hubiera sido el primero en toda España. Se trataba de un sistema híbrido, cuya propulsión estaba impulsada por una combinación entre electricidad y diesel, que iba provisto de unos dispositivos que lo detectaba y hacía funcionar únicamente con sistema eléctrico.

Es más, los vehículos, provistos de conductor, circulaban sobre un carril con líneas pintadas en la calzada que ‘leía’ un sistema de guiado óptico, una cámara situada en la parte frontal del vehículo, capacitado para poder circular tanto en carril reservado al efecto, como por vía pública común con el resto del tráfico rodado. Casi 20 años después, aquel planteamiento todavía sigue siendo muy innovador.

La propuesta de poner en marcha dicho vehículo en Sagunto fue realizada por AVSA, concesionaria del transporte público municipal. De ahí que en la primera quincena de enero de 2003, el entonces alcalde de Sagunto, Silvestre Borrás Azcona, junto con un representante de INITEC y dos directivos de la empresa AVSA, entre ellos Vicente Nabas, viajaran hasta Francia, por ser uno de los primeros países de Europa en implantar este moderno sistema de transporte público, y comprobar así, in situ, la puesta en marcha del mismo y sus resultados.

Para implantar el nuevo modelo de transporte se necesitaban unas reformas de carácter urbanístico, principalmente en la adaptación de vías públicas, cuyo coste tendría que asumir la administración, tanto la autonómica como la municipal. En este sentido, el gerente de la empresa AVSA, Salvador Nabas, explicaba que, «para la correcta explotación del vehículo, es necesario hacer en todo el municipio una serie de reformas urbanísticas por lo que se requerirá la colaboración de las concejalías de Urbanismo y de Transporte».

Unas semanas después, el 2 de abril de 2003, pero antes de las elecciones municipales y autonómicas de aquel año, se presentó en Sagunto el vehículo, acto que contó con la presencia de altos cargos de la Generalitat Valenciana y el propio Ayuntamiento de Sagunto, además de los principales directivos de AVSA, todos ellos capitaneados por el entonces Conseller de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, Juan Ramón García Antón.

doc01313120211225234146 00102/04/2003.- Acto de presentación en el Centro Cívico del Proyecto CIVIS

Tras las elecciones municipales, una coalición progresista similar a la que hoy dirige el municipio se hizo con las riendas de Gobierno, sustituyendo la socialista Gloria Calero Albal al alcalde conservador Silvestre Borrás. Con el PP en la oposición de Sagunto y al frente de la Generalitat, el Proyecto CIVIS empezaría a sufrir retrasos.

Plataforma en RENFE

No será hasta el 30 de enero de 2004 cuando salte otra noticia que proporciona algunos signos de vida al Proyecto CIVIS. Así fue, se anunció que el Ayuntamiento de Sagunto y la Conselleria de Transportes habían iniciado los contactos con Renfe para construir una plataforma elevada en la parte superior del parquin de la estación, a fin de incluir la Avenida País Valencià en el proyecto CIVIS. El principal problema radicaba en un convenio existente entre la compañía de ferrocarriles y el consistorio para edificar en esa zona. Por ello, tras el proyecto presentado por la Conselleria, Renfe debía presentar las alegaciones oportunas.

Por otro lado, en el pleno municipal del 31 de enero de 2004 el equipo de gobierno aprobará el primer tramo del CIVIS presentado por Conselleria, que se ubicaba entre el nuevo puente que cruza las vías hasta la calle Valencia y el paso de la estación. Según afirmaba el ya por entonces concejal de Urbanismo, Francesc Fernández, «es un proyecto de la legislatura anterior y el tripartito ha decidido seguir con él, porque consideramos que es interesante y, además, está el compromiso de la administración autonómica de que el proyecto vaya adelante».

Asimismo, argumentaba el edil nacionalista que, en principio, al Ayuntamiento de Sagunto no le suponía ningún coste y que se trataba ded un sistema de transporte que integraría la ciudad con una frecuencia de paso de 10 a 15 minutos, con un carril de 7 metros, segregado de la mayor parte de su trazado, «pero eso tiene una serie de inconvenientes que hay que resolver ya que no todas las vías tienen esa amplitud», matizaba.

Sin fondos autonómicos

A partir de aquí el Proyecto CIVIS se diluye. Tanto es así que el 10 de noviembre de 2004 el concejal socialista José Luis Chover, volverá a solicitar una reunión con el director general del Transportes de la Generalitat, Vicente Dómine, con la intención de aclarar los plazos y previsiones respecto al pionero proyecto CIVIS, en cuanto al comienzo de obras de calzada específica.

Uno de los motivos de esta petición fue la incertidumbre que por aquellas fechas se generó en torno a esta iniciativa que suponía un nuevo tipo de transporte ya que, según comentaba el edil socialista, «en los presupuestos de infraestructuras de la Conselleria no viene nada reflejado y no conocemos si tal vez se incluye en otro apartado más genérico». La preocupación era máxima, puesto que en las cuentas de la Generalitat para 2005 no había ni un céntimo para este proyecto que los propios conservadores del Partido Popular vinieron a vender a Sagunto mes y medio antes de las elecciones de 2003.

Unos meses después, ya en 2005, en el pleno municipal del 30 de junio, se acordó dejar sin efecto el convenio urbanístico que el Ayuntamiento firmó con Renfe y que no se había llegado a ejecutar, y aunque se le respetaran a la empresa de ferrocarriles los derechos de edificabilidad que tenía en el anterior convenio, redactar uno nuevo que contemplara los cambios de uso de suelo en la zona de Racó de l’Horta, así como los nuevos proyectos urbanísticos: el proyecto CIVIS, el proyecto Europan.

A finales de diciembre de 2005, el día 20, el entonces portavoz de Esquerra Unida en el Ayuntamiento de Sagunto, Miguel Ángel Martí, pasaba revista al capítulo de inversiones realizadas, tanto desde el Ayuntamiento de Sagunto como de la Generalitat. Dentro de este balance, Martí afirmaba que con relación al Proyecto CIVIS el Ayuntamiento sí había cumplido con los compromisos: «en la Conselleria de Transporte saben que desde el Ayuntamiento hemos hecho los deberes, se ha modificado la superficie del parquin Sants de la Pedra y se ha tenido en cuenta este tipo de transporte en el rediseño de la Avda. del País Valenciá».

El CIVIS a Castellón

A partir de aquí, nada se supo de este moderno sistema de transporte público para Sagunto, que, finalmente, se instaló en la ciudad de Castellón. Fuentes directamente implicadas en esta iniciativa reconocieron años después que tras perder la Alcaldía el popular Silvestre Borrás, la Generalitat decidió dar la espalda a Sagunto y llevarse el proyecto a otro escenario más favorable electoralmente, donde, por aquellos tiempos, el peso de Carlos Fabra en el PP castellonense era más que notable.

En 2007 se celebraron nuevas elecciones municipales que devolvieron la Alcaldía al PP, en este caso recayó la vara de mando en el actual diputado autonómico, Alfredo Castelló Sáez. A los pocos meses de rodaje de aquel nuevo gobierno, en abril de 2008, Sergio Muniesa y José Luis Martí comparecieron ante los medios informativos para anunciar que se habían propuesto modernizar el transporte público de Sagunto, recuperando, para ello, el Proyecto CIVIS que inició en 2003 Silvestre Borrás. Es evidente que, acabando 2021, aquella magnífica iniciativa que hubiera supuesto un antes y un después en el transporte público del municipio de Sagunto, no fue más que una estratagema electoral, como la fallida Ciudad del Cine a la del Teatro.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD