En abril de 2020 el Gobierno municipal aprobó el Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Sagunto que decreta la jubilación forzosa y el pasado septiembre daba luz verde a un plan de saneamiento que congela la plantilla

El tripartito decreta la jubilación forzosa de los empleados municipales y, al mismo tiempo, congela la ampliación de plantilla

Al impedir que los funcionarios puedan prolongar voluntariamente su vida laboral y, al mismo tiempo, congelar la plantilla, algunos departamentos municipales se pueden resentir Al impedir que los funcionarios puedan prolongar voluntariamente su vida laboral y, al mismo tiempo, congelar la plantilla, algunos departamentos municipales se pueden resentir
Viernes, 12 Noviembre 2021 21:33

Ahora, cuando desde el Gobierno de España se articulan medidas e incentivos para prolongar la vida laboral y, por consiguiente, retrasar la edad de jubilación, los trabajadores públicos del Ayuntamiento de Sagunto se encuentran con una reglamentación que les impide seguir trabajando, una vez alcanzada la edad reglamentaria, de hecho, ya se han dado algunos casos, entre ellos el de Francisco Crispín Sanchis, que era jefe del Departamentos de Actividades del Ayuntamiento de Sagunto.

Así es, tal y como ha confirmado a este periódico el propio afectado, solicitó poder continuar en su puesto de trabajo «para que no se quedara bajo mínimos el Departamento de Actividades», pero le fue denegada la posibilidad de continuar trabajando.

Esta nueva reglamentación se denomina Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Sagunto, que fue aprobado en el pleno ordinario del 28 de abril de 2020, en pleno confinamiento, y solo contó con 14 votos a favor, correspondientes a los ediles de los tres partidos que sostiene al gobierno municipal, o sea, PSOE, Compromís y EU, ya que los 11 ediles restantes, pertenecientes a IP, PP, Ciudadanos y Vox, optaron por la abstención.

En la redacción del citado plan, se reflejan algunos datos de interés, como, por ejemplo, la cantidad de empleados municipales que han de pasar al retiro en los siguientes cuatro años desde su aprobación, es decir, hasta 2023. En este sentido, el propio documento señala: «En total son 47 jubilaciones, de las cuales 18 se concentran en la categoría de Administrativo reseñada, correspondiendo 9 de ellas a mandos intermedios, Jefaturas de Negociado, con lo que se debe asegurar una adecuada transferencia de conocimientos, tan importante para la buena gestión de las unidades administrativas».

También se describe la tipología de los empleados públicos que componen la plantilla del Ayuntamiento de Sagunto, en este caso, el mencionado plan detalla que 250 son funcionarios de carrera, lo que representa un 43% del total. Los funcionarios interinos son 206, lo que equivale al 36%. Los laborales fijos son 43, es decir, un 8%, y son 77 los laborales temporales, que suponen otro 13% del total de la plantilla.

El plan también lanza una advertencia: «Otros sectores que de no tomarse las medidas oportunas se verán especialmente afectados son el del personal vinculado a tareas de Mantenimiento, Policía Local -en atención a las jubilaciones anticipadas que con arreglo a su normativa se puedan producir-, así como adscrito a determinados servicios específicos donde cabría englobar: Actividades, Urbanismo, Tesorería, etc.».

Banner Telegram eleco (interior)

Así las cosas, el propio documento reconoce la precariedad de casi la mitad del empleo que genera el propio consistorio: «Como se puede observar el 49% del total de efectivos de la plantilla estructural del Ayuntamiento cuenta en la actualidad con un nombramiento o contrato temporal. Son cifras ciertamente alarmantes, máxime, atendido el número de jubilaciones que se prevén. En el caso del Ayuntamiento de Sagunto, las razones de dicha temporalidad son varias: congelación de las Ofertas de Empleo Público en los años de la crisis económica; gestión directa de determinados servicios que venían prestándose de manera desconcentrada mediante la figura de organismos autónomos o asimilables (Patronato de Deportes, Fundación de Cultura, Fundación de Comedores Escolares); falta de planificación, inercia en la gestión de los recursos humanos, con una visión cortoplacista y un uso abusivo de las bolsas de empleo temporal, etc.»

Renovar la plantilla

Este Plan de Ordenación de Recursos Humanos, aprobado por el Ayuntamiento de Sagunto, utiliza el argumento de renovar la plantilla para justificar la jubilación forzosa: «A los efectos de proceder a la renovación de la plantilla municipal, la jubilación forzosa se declarará de oficio al cumplir la edad legalmente establecida, si bien se podrá solicitar la prolongación de la permanencia en el servicio activo hasta que se cumpla, como máximo, los setenta años, excepto en aquellos cuerpos que tengan regulación específica».

Sin embargo, más adelante se detalla que los afectados solo se podrán acoger a esa prórroga cuando sea necesario para seguir cotizando y, de esa manera, alcanzar el cien por cien de la pensión: «Con la aprobación del presente Plan únicamente procederá la prórroga en el servicio activo, a instancia de la persona interesada, cuando, en el momento de cumplir la edad de jubilación ordinaria, no haya completado los años de cotización establecidos en el sistema de previsión social para causar derecho al cien por cien de la pensión de jubilación».

Más adelante, el documento deja de forma muy clara que no cabe ninguna otra posibilidad y que cuando el interesado alcance las cotizaciones necesarias deberá de pasar a situación de retiro: «En consecuencia, por razones organizativas basadas en la racionalización de estructuras no procederá la permanencia en el servicio activo por ninguna otra razón. Esta prórroga no podrá prolongarse más allá del día en el que el interesado complete el tiempo de cotización necesario para causar este derecho a la pensión íntegra de jubilación, estando su concesión supeditada a que quede acreditado que reúne la capacidad funcional necesaria para ejercer la profesión o desarrollar las actividades correspondientes a su nombramiento mediante dictamen o informe médico emitido por el servicio de prevención de riesgos laborales sobre las condiciones psicofísicas y las aptitudes personales de la persona solicitante».

Congelación de la plantilla

Mientras el equipo de gobierno municipal aprobaba en abril de 2020 un plan para rejuvenecer la plantilla municipal, que impide de forma expresa a los trabajadores en edad de jubilación prolongar su permanencia en el puesto de trabajo, salvo cuando se requiera para alcanzar las cotizaciones necesarias de cara a obtener el cien por cien de la pensión, ese mismo gobierno consistorial daba luz verde en el pleno municipal ordinario de este pasado septiembre al denominado Plan de Saneamiento Financiero 2021–2022, elaborado por la Oficina Presupuestaria del Ayuntamiento de Sagunto.

Pues bien, en el punto 2 del apartado 4.2 de este plan, relativo a gastos, se plantea, dentro de esas medidas de saneamiento, además de la congelación de la plantilla, la reducción de personal en los diferentes departamentos del Ayuntamiento de Sagunto: «Se deberá proceder a la congelación de la plantilla de personal durante los ejercicios que dura el presente plan, advirtiendo a los distintos departamentos de la necesidad de reducir en la medida de lo posible el número de sus efectivos».

En 2020 se jubilaron un total de 10 trabajadores municipales, este 2021 está previsto que lo hagan 11 y en 2022 otros 15 más. De estos datos se deduce que si el Ayuntamiento de Sagunto sigue al pie de la letra el citado plan de saneamiento durante su periodo de ejecución, es decir, entre 2021 y 2022, no se cubrirán, al menos, las 26 bajas por jubilación que se hayan producido durante estos dos ejercicios.

Si, por un lado, el Ayuntamiento de Sagunto deniega a los trabajadores que lo soliciten la posibilidad de continuar trabajando y, por otro, no se van a cubrir las plazas vacantes durante el periodo comprendido entre 2021 y 2022, que es el tiempo de duración del plan de saneamiento, parece evidente que muchos departamentos municipales van a quedar resentidos en su operatividad por falta de personal. El propio Crispín, en declaraciones a El Económico, reconocía que tras su jubilación y la de algún otro compañero, un departamento tan importante como el de Actividades «ha quedado bajo mínimos, motivo por el que solicité continuar en el puesto de trabajo».

Perjuicio para los empleados públicos

El portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Sagunto, Sergio Muniesa Franco, considera que forzar las jubilaciones a la edad reglamentaria y congelar las contrataciones tendrá, necesariamente, sus repercusiones negativas en la normal dinámica de funcionamiento municipal.

En este sentido, Muniesa señala: «El tripartito, con su decisión de aprobar un plan de recursos humanos que únicamente permite la prórroga en su puesto de trabajo cuando en el momento de cumplir la edad de jubilación no haya completado los años de cotización que dé lugar al cien por cien de la pensión, ha generado que haya funcionarios que, estando en perfectas condiciones para seguir desempeñando su trabajo, no se lo autoricen».

Esta política en materia de personal ya tiene, en opinión de Muniesa, sus consecuencias: «El tripartito, con esta situación, está generando que, al ser incapaces de gestionar con rapidez su reposición, haya puestos de carácter estructural que directamente quedan sin cubrir o, en el mejor de los casos, se estén cubriendo de forma temporal o mediante algún programa, lo que perjudica claramente a la correcta prestación de servicios por parte de la administración».

Asimismo, Muniesa resalta el contrasentido en el que está incurriendo el tripartito: «Pero es que, además, es un contrasentido más del tripartito propugnar la jubilación forzosa de oficio, aunque se pudiera prolongar legalmente hasta los 70 años, y, por otro lado, aprobar un plan de saneamiento que impone no solo la congelación de la plantilla durante la duración de este, sino que insta a los departamentos a reducir sus efectivos. El tripartito aprueba la congelación y da orden de reducir efectivos y, a la vez, la de no prorrogar en su vida laboral a funcionarios que están en su plenitud, lo que está generando un problema de funcionamiento en la administración».

Finalmente, Muniesa resalta que con la jubilación forzosa el tripartito está afectando negativamente a los empleados públicos con pensiones más bajas: «No solo es que estén perjudicando el normal funcionamiento de la administración con esta medida, al impedir que en determinados puestos de responsabilidad y singularidad puedan continuar durante la vigencia del plan de saneamiento, sino que tampoco favorece a los trabajadores con cotizaciones más bajas, ya que les impiden mejorar esta percepción en un 4% anual cuando no existe la obligación legal de jubilarse. Los que vinieron a salvar personas una vez más las perjudican», concluye el edil conservador.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Sábado, 13 Noviembre 2021 11:28

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD