Ha sido posible gracias a la contratación durante tres meses de 57 personas a través de los Planes Especiales de Empleo en Zonas Rurales Deprimidas ofertado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)

El Consell Agrari intensifica las actuaciones de mejora en los caminos rurales de Sagunto

Este viernes se ha presentado el balance de los trabajos realizados por el Consell Agrari con la financiación del SEPE Este viernes se ha presentado el balance de los trabajos realizados por el Consell Agrari con la financiación del SEPE
Viernes, 15 Octubre 2021 21:37

El Ayuntamiento de Sagunto, a través del Consell Agrari, ha dado trabajo durante los tres meses de verano a 57 personas paradas para realizar trabajos de mejora de caminos agrícolas. La inversión ha ascendido a 313.787 euros, de los que 264.762 euros provienen de una subvención del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y 49.024 euros de aportación municipal. Para atenuar la desocupación existente en el municipio, el Consell Local Agrari de Sagunto, se acogió a los Planes Especiales de Empleo en Zonas Rurales Deprimidas 2021 del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Los trabajadores han llevado a cabo tareas de desbroce, despeje y mejora de los márgenes de los caminos rurales del municipio, que en algunos casos estaban invadidos por la maleza. Un total de 57 personas, entre las que había 49 peones y ocho capataces, repartidas en cinco cuadrillas, han realizado tareas en diversos puntos del término municipal desde principios de julio hasta finales de septiembre. Además, durante este verano, el Consell Agrari, a través de una empresa contratada, ha ejecutado obras de mantenimiento de caminos que incluyen la reparación, repavimentación y rebacheo y la limpieza de los arrastres ocasionados por las lluvias en la red viaria agrícola.

Las zonas de actuación inicialmente abarcaban las partidas de Montíber, Gausa y la zona húmeda de la Marjal de Almardà-Almenara. No obstante, el ritmo de los trabajos ha permitido actuar en zonas como el Camino Viejo de Teruel y sus vías principales, Rubio, Estepar, etc... En total, se han desbrozado más de 160 kilómetros, cuando el año pasado fueron 111, actuando en más de 40 vías.

«Hay que destacar el gran trabajo y la profesionalidad del Consell Agrari, a pesar de la situación de pandemia, pues sigue mostrando que está ahí para ofrecer un servicio a la agricultura, a la ciudadanía y al Medio Ambiente. Este año, además, ha sido un año de récord y el Consell Agrari ha ido un paso más allá con muchas más actuaciones que en ocasiones anteriores. Creo que son las administraciones las que tienen que ser las responsables de que sus caminos estén despejados, sean practicables y no haya ningún tipo de problema por lo que seguiremos actuando allá donde veamos que existe una deficiencia».

El presidente de la corporación municipal ha resaltado que esta contratación mediante el SEPE supone «una segunda oportunidad para muchas personas, pero se trata de que esas personas lleven a cabo un trabajo que sea útil para la agricultura y que exista un libre acceso para todas las propiedades que existen en nuestro término, más aún cuando queremos recuperar huertos y que estén más parcelas en activo».

Novedades en los trabajos de este año

Como novedad este año, se ha contratado un ingeniero técnico agrícola para la coordinación y supervisión de los trabajos. También, se ha contratado un camión como servicio de apoyo para la retirada y gestión de los residuos de poda, así como medios de transporte para desplazar a los miembros de una cuadrilla a las zonas más periféricas del término municipal, tratándose de entornos de naturaleza agrícola y forestal con falta de mantenimiento.

Banner Telegram eleco (interior)

Asimismo, este año se ha procedido a tareas manuales de limpieza de arrastres, como apoyo a los trabajos contratados a empresas especializadas en obras públicas, tras el episodio de fuertes lluvias sufridas a principios de septiembre, para habilitar rápidamente las vías principales de comunicación de las zonas rústicas del término. También se ha realizado un tratamiento fitosanitario con aplicación de herbicida en los márgenes de los caminos rurales desbrozados con anterioridad. Concretamente, se ha aplicado herbicida en un total de 75 kilómetros de tramo de caminos en los que sí era favorable aplicarlo.

La presidenta del Consell Agrari, Ana Mª Quesada, que ha detallado las cifras y los trabajos realizados durante la campaña estival por este organismo, ha informado de que la intención del consistorio es seguir ampliando estos caminos en los que se aplica este herbicida para que así los trabajos realizados de desbroce «duren más porque son tareas duras que se han realizado en los meses más calurosos del año».

Una de las novedades más destacables ha sido la restauración medioambiental del enclave de la Font de Ribera, un paraje en estado de abandono durante varios años y en el que no se ha hecho ninguna actuación en más de una década. El tiempo que se ha empleado para esta tarea es de una semana, en la que ha trabajado una cuadrilla y el área que se ha desbrozado han sido 1.660 m2.

Por otro lado, gracias a la licitación del contrato de mantenimiento de caminos se han reparado un total de 5.529 m2, de los cuales 2.305 m2 han sido diversos tramos del Camino Viejo de Teruel, 1.331 m2 en la entrada a huertos urbanos y, además, pequeñas reparaciones con asfalto en frío u hormigón en más de treinta caminos con más de un centenar de actuaciones.

Del mismo modo, se ha contratado un servicio de retirada de arrastres y gestión del residuo de piedras y tierra vegetal que han supuesto 197 horas de retroexcavadora, 188 horas de vehículo de carga y 16.055,49 euros (IVA incluido). Estos trabajos han sido realizados entre el 16 y 29 de septiembre en los caminos de Lliria, Gausa, Camino de los Valles, Fontanelles, Magraners, etc... En ese sentido, se están realizando estudios de puntos conflictivos por falta de limpieza de barrancos y modernización de parcelas para solucionar o minimizar los arrastres.

Como han informado desde el Ayuntamiento, el entorno agrícola favorece la aparición de vegetación ruderal y nitrófila a ambos lados de los caminos que en época estival crece con mayor vigor y ocasiona molestias, dificultando la visibilidad, suponiendo un foco de plagas agrícolas e incluso de incendio. Del mismo modo, el tráfico de la maquinaria pesada necesaria para realizar las labores agrícolas de la zona, así como las lluvias y las actuaciones directas realizadas sobre el camino, ocasionan el deterioro del firme por lo que se considera necesario reparar los defectos puntuales.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD