Los vecinos quieren ceder el pozo a la empresa que gestiona el servicio integral del agua en el municipio, a cambio de que corra con los gastos de rehabilitación de esta instalación, que, posteriormente, sería asumida por el propio Ayuntamiento

El Departamento Municipal de Urbanismo declara en ruina el depósito de Churruca

Antiguo depósito de agua en el Barrio de Churruca, que ha sido declarado en ruina por el Departamento Municipal de Urbanismo de Sagunto Antiguo depósito de agua en el Barrio de Churruca, que ha sido declarado en ruina por el Departamento Municipal de Urbanismo de Sagunto
Viernes, 01 Octubre 2021 21:30

Los vecinos que residen en el barrio de Churruca han empezado a recibir cartas del Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Sagunto en las que se les comunica de forma oficial la «Resolución declaración ruina legal depósito agua grupo Churruca Papa Inocencio III».
En el oficio se indica que el acto es definitivo en vía administrativa, aunque los afectados podrán interponer, con carácter potestativo, y sin perjuicio de cualesquiera otros que estime oportuno, recurso de reposición en el plazo de un mes ante el mismo órgano, contado a partir del día siguiente al de la recepción de la notificación.

Al frente del movimiento vecinal que ha resurgido en el barrio, después de siete años sin actividad asociativa, para gestionar la resolución de este asunto, se encuentran Clara Salvador y Jennifer Cortijo, dos vecinas que se enteraron por los medios de comunicación de la problemática existente con el depósito de agua que, si no se gestiona adecuadamente, serán los propietarios de las viviendas de Churruca los que terminen costeando los gastos de la demolición de esta infraestructura.

Como se recordará, un estudio encargado por el propio Ayuntamiento de Sagunto aseguraba que reparar y restaurar el depósito costaba más de 195.000 euros, por lo que aconsejaban la demolición, cuya ejecución estaría en torno a los 100.000 euros.

Como ya informó este periódico, los vecinos del barrio de Churruca tomaron la iniciativa y se volvieron a organizar, gracias a la iniciativa de estas dos mujeres, con la celebración de una asamblea, celebrada en la tarde del pasado viernes, 24 de septiembre, donde participaron alrededor de un centenar de personas. La reunión se llevó a cabo para buscar soluciones a fin de evitar que el vecindario tenga que asumir el gasto de la demolición del depósito elevado, una vez que ya ha sido declarado legalmente en ruina por el Ayuntamiento de Sagunto.

Sin embargo, tanto Clara Salvador como Jennifer Cortijo, han resaltado la coincidencia de que, inmediatamente después de que se conociera la celebración de esta asamblea vecinal y la decisión que adoptaron las personas asistentes, el Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Sagunto se haya apresurado a enviar esta comunicación, anunciando que el depósito se ha declarado en ruina y, por tanto, solo cabe la demolición de esta instalación.

Un caso que se complica

Banner Telegram eleco (interior)

Según explicaron estas representantes del movimiento vecinal, el alcalde del municipio, el socialista Darío Moreno, planteó como solución que los vecinos acordaran ceder a la empresa Aigües de Sagunt el pozo de agua del que se nutría Churruca, ya que se pretenden utilizar estas fuentes de suministro hídrico para el riego de jardines. A cambio de esta cesión, la empresa del agua asumiría el compromiso de rehabilitar el depósito y, una vez restaurado, el Ayuntamiento de Sagunto se haría cargo de este bien patrimonial. Cabe recordar aquí que algunas voces son partidarias de que se conserve esta instalación, por considerarla un elemento del patrimonial del propio barrio.

 DSF0535Jennifer Cortijo y Clara Salvador, las dos mujeres de Churruca que se han puesto al frente del movimiento

En este sentido cabría mencionar que, en marzo de 2014, el entonces portavoz de Esquerra Unida en el Ayuntamiento de Sagunto, Fernando López Egea, ya abogaba por la conservación de esta infraestructura. Efectivamente, resaltaba el edil de EU que el barrio de Churruca fue construido entre finales de los 50 y principios de los 60 del siglo pasado por Altos Hornos del Mediterráneo, como parte de la norma vigente que exigía a las empresas públicas de gran tamaño ofrecer al 3% de su plantilla pisos en alquiler. El depósito se levantó al mismo tiempo que el barrio, para poder abastecer la demanda, y ello, para López-Egea, le confiere «un alto valor histórico, ya que ha prestado servicio a todo a un barrio obrero, desde el inicio de la siderúrgica hasta la actualidad, es por ello por lo que pertenece, tanto a la memoria de todos los vecinos del barrio, como del resto del pueblo y debe permanecer en el recuerdo».

Sin embargo, Clara Salvador y Jennifer Cortijo no sienten ningún apego especial por esta instalación, que, a fecha de hoy, es un foco de problemas, puesto que supone un peligro para el barrio, ya que, tal y como comentan, ya se han producido algunos desprendimientos que han dado lugar a denuncias. Lo que sí que tienen claro es que si restaurarlo y conservarlo sale tan caro como dicen, su demolición puede ser una buena solución.

Una vez que el monumento se ha declarado en ruina, lo que pretenden los vecinos es que el consejo de administración de Aigües de Sagunto acepte la cesión del pozo y, a partir de aquí, sea esta empresa la que se haga cargo del depósito de agua, bien restaurándolo o derribándolo. Si se restaura, lo tendría que asumir posteriormente el Ayuntamiento de Sagunto, que solo puede aceptar propiedades si están en buen estado. Aunque todo apunta a que el destino final de este emblemático depósito será la demolición.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Martes, 05 Octubre 2021 11:49

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD