Sobre el cannabis, el informe indica que el 51% de las personas consumidoras de esta sustancia, entre los 12 y los 18 años, lo hacen antes del mediodía, es decir, en un contexto escolar.

El 16% de los adolescentes del municipio de Sagunto consumen alcohol en lugares públicos

La práctica del botellón está muy extendida en el municipio La práctica del botellón está muy extendida en el municipio
Viernes, 09 Julio 2021 21:25

Tal como adelantó El Económico en su edición digital, este pasado martes se dio a conocer en la Comisión Municipal de Bienestar el estudio realizado por María Belén Piró Campos, técnica de la Unidad de Prevención Comunitaria en Conductas Adictivas del Ayuntamiento de Sagunto. Este amplio estudio, que consta de 70 páginas, se basa en los datos obtenidos en la encuesta sobre uso de drogas y otras conductas adictivas en alumnado de enseñanza secundaria del municipio de Sagunto en el año 2020, desarrollada por la Fundación AEPA con la colaboración de la citada UPCCA y financiada por el Ayuntamiento de Sagunto y la Conselleria de Sanitat.

Esta radiografía sobre conductas adictivas arroja datos muy interesantes y reveladores, como, por ejemplo, que el alcohol es la sustancia psicoactiva más consumida entre los 12 y los 18 años. En este rango de edad, consumen bebidas alcohólicas el 53%, en números redondos se puede afirmar que 5 de cada 10 adolescentes consumen alcohol, mayoritariamente de manera ocasional.

Asimismo, el informe señala que: «La práctica del botellón se considera de especial riesgo porque es un contexto de consumo de alcohol sin límites ni control, dónde la presión de grupo actúa potenciando las conductas de abuso». En este sentido cabe resaltar que, de acuerdo con las conclusiones de este trabajo, 1 de cada 4 estudiantes hace botellón entre 1 y 3 veces al año y la media de edad son los 13 años.

El 41% de los adolescentes se inicia en el consumo de alcohol entre los 12 y los 14 años. En cuanto a los puntos donde consiguen las bebidas, el 16% en supermercados, el 13% en discotecas, el 12% en casas de otros y el 11% en tiendas de barrio, sin embargo, el 16% de los adolescentes consumen alcohol en lugares públicos.

El informe concluye el capítulo dedicado al consumo de bebidas alcohólicas señalando que «las personas adolescentes que se inician en el consumo de alcohol lo hacen directamente en el consumo abusivo, no tiene sentido beber sino es para emborracharse». De esta manera, el 30% se han emborrachado alguna vez. El promedio de edad de la primera borrachera son 13 años y 2 de cada 3 estudiantes que beben, lo hacen en ‘atracón’.

Consumo de tabaco

Banner Telegram eleco (interior)

Por lo que al consumo de tabaco se refiere, destacar que, en el último año, el 24% de los adolescentes fumaron y el 31% optaron por el cigarrillo electrónico. El estudio constata que 3 de cada diez adolescentes que fuman lo hacen a diario. Este trabajo también revela que «El cigarrillo electrónico es visto como la forma más light de fumar, 3 de cada 4 fumadores consumen cartuchos o líquidos sin nicotina». Por otro lado, el 32% ha probado alguna vez las pipas de agua o cachimbas. Otros datos que arroja este estudio sobre la edad de inicio, reflejan que el 56% se iniciaron en el consumo de tabaco entre los 13 y los 14 años. Sin embargo, el 40% comenzó a los 14 años a fumar diariamente. Por otro lado, el 54% de los adolescentes con edades comprendidas entre los 12 y 13 años empezaron a consumir el cigarrillo electrónico.

Sobre el consumo de tabaco el estudio refleja que los adolescentes conocen los riesgos de esta conducta adictiva y consideran conveniente dejar de fumar, pero no lo hacen. En esta línea resalta el trabajo realizado que el 72% de las personas que fuman se han planteado la necesidad de abandonar este hábito, pero sólo el 42% lo ha intentado.

Consumo de cannabis

El 18% de los adolescentes consumieron cannabis en el último año. Otro dato revelador sobre el consumo de esta sustancia indica que «7 de cada 10 adolescentes que consumieron cannabis en los últimos 30 días, fuman una media de entre 1 y 5 porros diarios». Sin embargo, el 7% de las personas consumidoras de Cannabis fuma entre 11 y 20 porros diarios. Con estos datos, el informe concluye que «un 10% de las personas consumidoras de cannabis podría estar desarrollando un patrón de consumo de riesgo».

Respecto a la edad de inicio, el estudio señala que el 65% comienza a fumar porros entre los 14 y 15 años. Sobre los consumos de riesgo, el 51% consume cannabis antes del mediodía, el 12% fuma porros en solitario y un 11% presenta problemas de memoria. De acuerdo con estos índices, el estudio concluye que «las cifras más altas de consumidores/as se sitúan entre los 15 y los 16 años y las cifras más altas de cantidad de porros consumidos a los 17 años». Así pues, el 51% de las personas consumidoras de cannabis entre los 12 y los 18 años, consumen antes del mediodía, es decir, en un contexto escolar.

Otras drogas

Una vez analizado el consumo de alcohol, tabaco y cannabis, el estudio aborda el capítulo de otras drogas. En esta línea, resalta el informe que el 13% de este grupo ha consumido hipnosedantes con receta en el último año. Los hipnosedantes son un grupo de sustancias con efectos ansiolíticos. Por otro lado, un 2% de media han consumido otras drogas ilegales alguna vez a lo largo de su vida.

El informe llama la atención sobre el consumo de ansiolíticos entre un segmento de población tan joven: «Resulta significativo el consumo de hipnosedantes (incluso siendo por indicación médica) en un grupo de población tan joven, teniendo en cuenta que hipnosedantes y tranquilizantes están indicados terapéuticamente, para cuadros de ansiedad y depresión fundamentalmente».

Asimismo, resalta el documento que el perfil de edad de los consumidores de otras drogas ilegales es más elevado: «los porcentajes más altos se sitúan entre los 16 y los 17 años, salvo en el caso de la cocaína, las anfetaminas y la cocabase, en los que la mayoría de consumidores/as tienen 15 años».

Por sustancias, el estudio indica que el 3% de los adolescentes ha consumido éxtasis alguna vez, mientras que otro 3% lo hizo en el último año y un 1% en el último mes. Respecto a las nuevas sustancias, un 3% las consumió alguna vez, un 2% en el último año y un 1% en el último mes. En cuanto a la cocaína, un 2% tomó esta droga alguna vez, un 1,5% en el último año y un 0,3% en el último mes.

El estudio realizado indica que las nuevas sustancias se están abriendo hueco: «Como nota destacable hay que señalar que el grupo conocido como ‘nuevas sustancias’ (keta, spice, marihuana sintética, pescao…) se está haciendo un hueco entre los hábitos de consumo de la población escolar».

Videojuegos

El 80% de los adolescentes juegan a videojuegos y el 28% le dedica más tiempo de lo que sería saludable. El 78% afirma que su familia conoce el uso que hacen de los videojuegos y al 51% les parece correcto. El 58% juega eSports, que son competiciones de videojuegos que se han convertido en eventos de gran popularidad, y el 27% lo hace semanalmente. Entre los jugadores de eSports, el 15% juega más de lo considerado como ‘saludable’.

Dentro de este ámbito, el estudio refleja que el 30% juega para sentirse mejor, el 26% continua jugando a pesar de las consecuencias negativas, el 19% intenta jugar menos sin conseguirlo, el 18% piensa frecuentemente en el juego y para el 15% pierden interés otras actividades. Con esta situación, el informe sentencia que: «entre el 15 y el 30% del alumnado encuestado podría estar haciendo un uso problemático de videojuegos».

Juegos con dinero

El 7% juega con dinero presencialmente y el 3% lo hace en línea. El alumnado jugador se ubica entre los 15 y los 17 años. El tipo de juego más utilizado es el de las apuestas deportivas, tanto en su versión en línea como presencial. El mayor porcentaje de alumnado jugador, lo hace a los juegos de mayor riesgo de desarrollar adicción.
Otros datos que aporta este estudio reflejan que el 3% del alumnado encuestado está desarrollando tolerancia al juego, el 1% reconoce haber mentido alguna vez para ocultar la conducta de juego. Entre las familias conocedoras de la conducta de juego, el 27% la considera correcta.

Uso de internet

Sobre la utilización de internet, el estudio indica que el 15% podría entrar en parámetros de uso problemático de la red. Asimismo, señala que 5 de cada 10 nunca experimentan sensaciones y conductas analizadas como uso problemático. Sobre el uso problemático de la red, el 25% se conecta cuando «está de bajón», el 21% lo hace para «olvidar penas y sentimientos negativos», a un 18% le resulta «difícil desconectar», el 17% acelera o interrumpe quehaceres para conectarse, un 17% piensa que se debería usar menos la red y un 17% duerme menos por estar conectado, mientras que un 15% sigue navegando a pesar de querer parar. Otro dato relevante que refleja este estudio es que «la incidencia de acoso a través de internet es de un 19%».


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD