El 6 de mayo de 2015 llegó al puerto de Sagunto el barco siniestrado y, aunque su estancia solo se prolongaría durante quince días, finalmente, abandonó las instalaciones portuarias el diez de marzo de 2016, casí un año después

Cinco años desde que el Sorrento inició su última travesía, rumbo a un desguace turco

Momento en el que sale a mar abierto el ferri Sorrento, tras permanecer cerca de un año amarrado en el puerto de Sagunto Momento en el que sale a mar abierto el ferri Sorrento, tras permanecer cerca de un año amarrado en el puerto de Sagunto Cinco años desde que el Sorrento inició su última travesía, rumbo a un desguace turco
Viernes, 07 Mayo 2021 21:28

Se han cumplido ya cinco años. Fue el pasado 10 de marzo de 2016, pasadas las 11:30 horas de la mañana, cuando el ferri siniestrado Sorrento soltaba amarras y abandonaba las instalaciones portuarias del puerto de Sagunto a las 12:15 horas, rumbo a un desguace en Turquía. De esta manera, finalizaba la polémica estancia de este navío en Sagunto, a donde arribó, también remolcado, el 6 de mayo de 2015, o sea que, justamente ayer, se cumplían los seis primeros años desde que el barco llegó al puerto de Sagunto.

Según explicaron desde la Autoridad Portuaria de Valencia, la salida del buque se produjo una vez realizada la correspondiente petición del armador a la APV, a la Capitanía Marítima, y tras contar con el informe favorable de los servicios de inspección marítimos. Esta autorización llegó tras acreditar el armador las medidas de seguridad básicas para la navegabilidad del navío siniestrado que determinaba la Administración Marítima.

Como se recordará, el ferry Sorrento, del Gruppo Grimaldi, con sede en Nápoles, que operaba la línea Valencia-Mallorca, hizo su entrada en las instalaciones del puerto de Sagunto el 6 de mayo de 2015, después de que se anunciara su llegada unos días antes, tras sufrir un incendio el 28 de abril, a escasas millas de la isla de Mallorca. El espectacular fuego, originado a consecuencia, al parecer, del cortocircuito producido en un vehículo albergado en una de las bodegas del ferry, enseguida atrajo la atención de los principales medios de comunicación nacionales y extranjeros, que a toda hora ofrecían imágenes del barco ardiendo en medio del mar.

SORRENTO ARDIENDOEl 28 de abril de 2015, en las proximidades de Palma, se originó el incendio en el ferri

Una vez sofocado el incendio, se anunció que el armador había solicitado que el Sorrento fuera remolcado hasta los astilleros de Sagunto. La noticia causó la consiguiente extrañeza puesto que cualquier vecino de esta comarca sabe que en el puerto marítimo de Sagunto no se dispone de ningún astillero, y mucho menos para acoger un navío de semejante envergadura.

Campaña electoral

Banner Telegram eleco (interior)

A pesar de la oposición ciudadana y de los grupos municipales del Ayuntamiento de Sagunto, que se encontraban enfilando la campaña electoral de 2015, el barco atracó en la tarde del 6 de mayo en el Muelle Sur II del puerto comercial de la capital del Camp de Morvedre. Téngase en cuenta que la proximidad del inicio de la campaña electoral, inaugurada el 8 de mayo de 2015, fue, sin duda alguna, la causa principal de que los partidos políticos organizaran una tormenta en un vaso de agua a costa de la llegada a los muelles de Sagunto del barco siniestrado.

Estancia de quince días

Responsables de la APV se reunieron con los portavoces municipales en sede municipal para ofrecer detalles de esta operación y transmitir tranquilidad. En aquel encuentro, los directivos de la Autoridad Portuaria de Valencia aseguraron a los representantes políticos del consistorio que la permanencia del barco en Sagunto no superaría la quincena. Pero, finalmente, no fue así. Sin embargo, todos los grupos políticos, incluido el PP, manifestaron a los representantes de la APV su unánime rechazo a que el barco llegara a Sagunto.

Efectivamente, en un principio, los servicios que solicitó el armador del Sorrento a la APV, además del abrigo, fueron los de atender la descarga de plataformas y vehículos que transportaba, así como el apuntalamiento del pontón. Por otro lado, estaba previsto que se realizaran los pertinentes servicios de inspección del buque siniestrado. Todos estos trabajos, según los cálculos del armador, no superarían las dos semanas, puesto que, en principio, el barco iba a ser remolcado hasta un astillero italiano para su reparación.

Al final, de todas las labores previstas, solo se pudo, mucho tiempo después, extraer el fuel de los depósitos del navío. Todas estas tareas se realizaron una vez que el Juzgado de Palma, encargado de la instrucción del caso, dio su autorización a la compañía propietaria del buque para acometer esos trabajos y, posteriormente, poder abandonar Sagunto.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

SUCESOS

SALUD