La consellera, Rosa Pérez Garijo, ha entregado a los familiares unos azulejos conmemorativos con sus nombres

Homenaje en Sagunto a cuatro vecinos que fueron víctimas del nazismo

La consellera, Rosa Pérez, junto a los familiares y representantes del Ayuntamiento de Sagunto La consellera, Rosa Pérez, junto a los familiares y representantes del Ayuntamiento de Sagunto Homenaje en Sagunto a cuatro vecinos que fueron víctimas del nazismo
Miércoles, 05 Mayo 2021 17:07

La Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática y el Ayuntamiento de Sagunto han homenajeado este miércoles en Sagunto a cuatro ciudadanos del municipio que fueron víctimas de los campos de concentración nazis, coincidiendo con el 76º aniversario de la liberación de Mauthausen.

Ramón Agustí Hervás, Juan Barberá Sola, Francisco García Aucejo, y Andrés Villaplana Rius son los cuatro vecinos de Sagunto cuyas historias han sido rememoradas.

La consellera, Rosa Pérez Garijo, acompañada por el alcalde de Sagunto, Darío Moreno, y por el concejal de Memoria Histórica y Democrática, Guillermo Sampedro, han entregado a sus familiares un Taulell de la Memòria conmemorativo con el nombre y los datos relativos a su cautiverio y muerte en los campos de concentración para que después se ubiquen en el cementerio municipal o en el lugar que sus familiares consideren más oportuno.

El acto de homenaje ha contado también con la presencia del secretario autonómico de la Vicepresidencia de la Generalitat, Jorge Iván Castañón, la secretaria autonómica de Cooperación y Calidad Democrática, Antonia Serna, el director general de Calidad Democrática, Iñaki Pérez Rico, y familiares de las víctimas así como concejales del equipo de gobierno, una representación de la delegación de la Amical de Mauthausen en la Comunidad Valenciana e integrantes de diversas entidades memorialistas.

La consellera, Rosa Pérez Garijo, ha manifestado que «homenajes como el de hoy no son ejercicios de nostalgia, sino la puesta en valor de unos testimonios de coherencia, hasta el coste de la propia vida, que se proyecta hacia el presente y el futuro».

El alcalde, Darío Moreno, por su parte, ha señalado que «actos como el de hoy son imprescindibles para seguir fomentando la justicia y la reparación con respecto a familias y personas que han sufrido mucho el poder opresor de un régimen dictatorial a muchos niveles, pero también con esa perspectiva de futuro para no volver a caer en ese tipo de trampas históricas y evitemos que comportamientos basados en ese tipo de odio y de exclusión se vuelvan a reproducir».

Banner Telegram eleco (interior)

El concejal de Memoria, Guillermo Sampedro, por su parte ha querido recordar también a los 27 vecinos de Puçol que fueron fusilados el 5 de mayo de 1939 en Sagunto por defender las libertades y la República y ha manifestado que Construint Memòria «es un proyecto muy necesario».

«La construcción de la memoria y recordar a esos hombres y mujeres que lucharon por nuestra libertad y nuestra democracia sirve como garantía de que el horror, la barbarie y las ideas que los sustentan no vuelvan», ha añadido Sampedro.

María José Villaplana, nieta de Andrés Villaplana, ha deseado durante su intervención que la memoria de quienes padecieron el horror del fascismo y del nazismo «nunca se olvide».

«Para nosotros siempre es un orgullo que la memoria de nuestros familiares siga viva, recordar sus historias y su reconocimiento a tan desagradable episodio de sus vidas», ha explicado Villaplana.

La Generalitat, en el marco de la iniciativa Construint Memòria, organiza de manera periódica actos de conmemoración y homenaje a las víctimas valencianas del nazismo en cada comarca, una acción de justicia, dignidad y memoria que se tuvo que paralizar a causa de la pandemia y que ahora se vuelve a retomar con este homenaje a estas personas que sufrieron el horror de los campos de concentración tras la Guerra Civil Española.

El alcalde ha destacado que Sagunto fue un municipio pionero en la recuperación de la Memoria. «Cuando hablamos del nazismo tendemos a pensar que es algo muy lejano que pertenece prácticamente a otra realidad. Detrás de cada una de esas personas no hay sólo una cifra sino que hay toda una vida que se vio truncada por aquel horror del nazismo y que nosotros lamentablemente tuvimos que vivir también en las carnes del fascismo», ha asegurado. «Es importantísimo que sigamos hablando de todos esos horrores, que no caigan en el olvido, y que sigamos reivindicando una sociedad libre, justa e igualitaria para todos y todas. El Ayuntamiento de Sagunto tiene una enorme sensibilidad con este tema y seguiremos trabajando para que esta Memoria no muera», ha afirmado.

«El régimen nazi representó el terror total, y los campos de concentración y exterminio fueron la culminación de un sistema basado en la explotación y la eliminación de grupos humanos enteros. El homenaje de hoy no es sólo a cuatro víctimas, sino a cuatro personas que lucharon por la libertad», ha puntualizado la consellera.

Homenaje a cuatro saguntinos

El historiador e investigador José Antonio Palomar ha leído los siguientes datos de los cuatro saguntinos homenajeados:

Ramón Agustí Hervás nació en Sagunto el 9 de agosto de 1918. Vivió en el número 34 de la calle Calvari Vell, en el Raval Vell de El Salvador. Se afilió a la CNT i formó parte del Ejército Popular, pasando a Francia después de la derrota, donde fue capturado por los alemanes cerca de Fay. Le encerraron primero en el stalag XVII-B, en Krems-Greixendorf, en Austria, pero después de los interrogatorios de la Gestapo en Viena, fue deportado al campo de concentración de Mauthausen en diciembre de 1941 y allí murió, con 25 años, en un barracón sanitario (sanitätslager) del mismo campo por debilidad generalizada y mala circulación el 23 de mayo de 1943.

Juan Bautista Barberá Solá, aunque nacido en Sagunto, su familia era de Llombai. Nació en la calle Tras Escuela (detrás de la iglesia) el 6 de enero de 1910. Hizo la guerra como soldado del Ejército Popular i se exilió a Francia, donde se alistó en el ejército francés i combatió contra los alemanes con el 22º Regimiento de Infantería francesa. Fue capturado y enviado como prisionero de guerra al stalag II-B de Hammerstein, en la actual Polonia, pero después de los interrogatorios supieron de dónde venía y le deportaron a Mauthausen el 30 de agosto de 1940. Un mes después lo trasladaron al ‘matadero’ de Gusen, donde murió pocos días después, a la edad de 31 años, el 14 de noviembre de 1941.

Francisco García Aucejo nació en Sagunto el 4 de octubre de 1917. Estudió durante la Guerra Civil Española en la Escuela de Blindados de Archena y se licenció con el grado de teniente. Capturado después en Francia fue encarcelado primero en el stalag XI-B en Fallingbostel, cerca de Hannnover, y después de ser interrogado por la Gestapo de Lüneburg y clasificado como ‘rot spanier’ (rojo español) fue enviado a Mauthausen en el invierno de 1940. Una vez dentro del complejo lo trasladaron al campo de Gusen. Como presentaba mala salud lo seleccionaron las SS para el programa de exterminio Aktion 14/f13. Francisco murió a los 24 años dentro de un vehículo especial, gaseado durante su transporte al Castillo de Harteim, donde fue incinerado el 19 de desembre de 1941.

Andrés Villaplana Rius nació en Sagunto, en la calle Cavallers, el 14 de diciembre de 1911. Se casó con Rosario Domínguez y tuvo un hijo, José Andrés. Como los otros tres saguntinos, hizo la guerra y después de pasar la frontera fue capturado en Francia. Internado primero en el stalag VIII-C de Sagan (ahora Polonia), después pasó al stalag XII-D de Trier, en la Renania-Palatinado, y finalmente, después de los interrogatorios de la Gestapo de Trier lo clasificaron como ‘rot spanier’ y lo enviaron al campo de Mauthausen por enero de 1941. Andrés murió a la edad de 31 años amontonado en la barraca de cuarentena número 19, hinchado por hidropesía, el 18 de marzo de 1943 en el mismo campo de Mauthausen.

«Ramón, Juan, Francisco y Andrés lucharon y murieron para que hoy nosotros podamos ser libres. No lo olvidemos nunca. Tenemos una deuda con ellos, la del reconocimiento a su sacrificio y, sobre todo, la obligación de continuar la lucha que ellos sostuvieron, que no es otra que la de hacer día a día un mundo mejor, donde la justicia y la dignidad humana no sean pisadas por la explotación, el odio, la violencia y la fuerza», ha subrayado Pérez Garijo.

Mauthausen fue el campo de concentración al que fueron deportados la mayoría de prisioneros republicanos españoles que tras la Guerra Civil lucharon contra el fascismo y el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial. Tal como se puede comprobar, los cuatro saguntinos que fueron apresados durante la contienda acabaron en este lugar, y desgraciadamente ninguno de ellos sobrevivió al horror nazi. Con este homenaje se reconstruye y redignifica su recuerdo tras décadas de olvido.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Miércoles, 05 Mayo 2021 17:18

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

SUCESOS

SALUD