La formación nacionalista pretende que los países más pobres puedan acceder a las mismas

Compromís per Sagunt pedirá al pleno la liberación de las patentes de vacunas contra el coronavirus

El concejal de Compromís per Sagunt, Pepe Gil El concejal de Compromís per Sagunt, Pepe Gil Compromís per Sagunt pedirá al pleno la liberación de las patentes de vacunas contra el coronavirus
Miércoles, 28 Abril 2021 10:57

«Es evidente que la situación que vivimos a raíz de la pandemia por la COVID es una situación de extrema gravedad y requiere que todos arrimemos el hombro». Así lo ha pedido el concejal de Compromís per Sagunt, Pepe Gil. Con este objetivo, el grupo municipal presentará mañana ante el pleno del Ayuntamiento de Sagunto, una moción que persigue la liberación de las patentes de las vacunas.

«Los diferentes países y las diferentes organizaciones han invertido mucho dinero del sector público para ayudar a las empresas privadas a que desarrollan vacunas para combatir la COVID. Es curioso que ahora, que prácticamente toda la producción la tienen vendida y la tendrán vendida durante muchos años, los precios de las vacunas sea abusivo y todo porque no se liberalicen las patentes de las mismas», comenta Pepe Gil.

Un año después del inicio de la pandemia de la COVID-19, ésta ha provocado una crisis mundial sin precedentes, que se ha cobrado la vida de más de 2,5 millones de personas y ha supuesto el colapso de los sistemas sanitarios y de la economía a gran escala. «Una crisis sanitaria, económica y social que ha agravado desigualdades y ha afectado desproporcionadamente a las poblaciones en situación de mayor vulnerabilidad. Actualmente, se han administrado ya más de 300 millones de vacunas contra la COVID-19. Sin embargo, sólo diez estados concentran el 80% de las dosis administradas y en más de 100 países no se ha puesto ni una sola vacuna», informan desde la formación nacionalista.

Desde Compromís per Sagunt apuntan: «Estados, empresas farmacéuticas, organizaciones intergubernamentales e institutos de investigación de todo el mundo han hecho un esfuerzo histórico sin precedentes en investigación y desarrollo, esfuerzo para el cual han sido decisivos los más de 10.000 millones de euros de financiación pública, para desarrollar productos médicos que puedan prevenir, diagnosticar y tratar la COVID-19, dando lugar desde la cooperación pública y privada a una carrera sin precedentes y un esfuerzo titánico para producir vacunas en un tiempo récord. Un paso imprescindible para divisar el principio del fin de la pandèmia».

Patentes y negocio

La producción de vacunas está regida por los acuerdos de Propiedad Intelectual (ADPIC) y se ve, por lo tanto, condicionada por el sistema de patentes actual. «La empresa que ostenta la patente tiene el régimen de monopolio de la vacuna y otras compañías sólo pueden producirla si llegan a acuerdos con ésta. Fábricas con capacidad de producción de millones de dosis esperan respuesta de las compañías que poseen la patente mientras millones de personas esperan. Una espera que como ya hemos explicado tiene notables efectos sobre la salud pública mundial y también sobre la economía global, y de manera muy especial sobre la población en situación de vulnerabilidad», señalan.

Banner Telegram eleco (interior)

Como explicant desde Compromís per Sagunt: «Nos enfrentamos así al enorme riesgo de una vacunación mundial a diferentes velocidades en función de la renta, donde mientras algunos se aseguran unas reservas superiores incluso en su población otros muchos tienen serias dificultades para acceder a las mismas. Un hecho que genera graves desigualdades y que puede alargar mucho la crisis sanitaria, económica y social derivada de la pandemia. Una situación que, como la propia OMS ha reiterado, sólo podremos superar si lo hacemos todas y todos, sin dejar ninguna población atrás, para poder controlar de manera efectiva la propagación mundial del virus».

«Entendemos que la investigación es un punto más para tener en consideración a la hora de que las empresas quieran sacar rentabilidad. Pero es indecente que jueguen con la salud de todos nosotros, y precisamente, la de todo el mundo, especialmente la de los países más pobres, para hacer un negocio que entendemos que es inmoral. Esto mismo pasó con los productos que combatían el SIDA. Eran productos los cuales su fabricación costaba muy poco y que, aun así, los precios en el mercado eran totalmente abusivos. Pues, pensamos que la liberalización de las patentes permitirá fabricar en gran medida muchas más vacunas que puedan salvar muchas más vidas. Con la salud no debemos de jugar», ha concluido el regidor de Compromís.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

TE PUEDE INTERESAR

SUCESOS

SALUD