El presidente de la entidad, Francisco García, afirma que «se han perdido las subvenciones de cinco años para los arreglos de Baladre porque el ayuntamiento no ha hecho las cosas bien» y añade que el barrio lleva 44 años sin que se realice mantenimiento

Denuncian desde la Asociación de Vecinos de Baladre que «el barrio se cae a trozos»

El pasado año representantes vecinales se reunieron con Rubén Martínez Dalmau, vicepresidente del Consell y conseller de vivienda El pasado año representantes vecinales se reunieron con Rubén Martínez Dalmau, vicepresidente del Consell y conseller de vivienda Denuncian desde la Asociación de Vecinos de Baladre que «el barrio se cae a trozos»
Viernes, 12 Febrero 2021 21:18

Francisco García, presidente de la asociación de vecinos del barrio Baladre, ha declarado a El Económico que «el barrio se cae a trozos» porque existen filtraciones importantes de las terrazas a las viviendas situadas en la cuarta planta de los edificios». En esa línea puntualiza García: «en algunas viviendas tienen filtraciones desde las terrazas, por las fachadas e incluso en algunas viviendas, las filtraciones provienen de las ventanas de los inmuebles».

oferta empleo entre-texto1

En opinión del presidente de la AAVV, los problemas más graves que tiene este barrio son: doblar las terrazas, reparar las fachadas con monocapa, porque el ladrillo caravista se deshace, a pesar de que hace años a las fachadas se les dio una imprimación, y la instalación de los ascensores, «porque un porcentaje importante de la población de Baladre se ha hecho mayor y no pueden bajar a la calle, porque sus viviendas están en terceras o cuartas plantas. Un ejemplo de ello, son dos vecinas de mi escalera que hace tres años que no han podido bajar a la calle», destaca García.

Prosigue el representante vecinal enumerando más problemas del barrio, señalando que hay cornisas de las que caen cascotes, «se caen a trozos, damos aviso al departamento municipal de Mantenimiento, los operarios toman nota, llaman a los bomberos y éstos ponen las vallas, pero no se repara el desperfecto. Imbornales embozados por suciedad, árboles que levantan aceras, carencia de mobiliario urbano en algunas zonas, sin alumbrado en los porches, etc.».

Asimismo, agrega García otras averías del barrio como, por ejemplo, las bajantes de los edificios, que están rotas, o la canalización de las aguas residuales que están obstruidas «y a veces los residuos se hacen visibles en algunas zonas del barrio. Este problema ya se ha solucionado en el colegio La Pinaeta», aclara. Siguiendo con las filtraciones, detalla que existen aceras levantadas en varias calles del barrio y como no se reparan, cuando llueve,«las filtraciones llegan a los bajos de esa zona. Resumiendo, es el resultado de llevar 44 años sin mantenimiento».

Sin subvenciones desde el año 2015

Señalan otros socios de la entidad vecinal que el barrio no ha recibido subvenciones desde el año 2015. y explican: «Las subvenciones las solicita el ayuntamiento, pero no han presentado la documentación, desde la AAVV entregamos toda la información, o ésta ha sido incompleta como dicen informes de EVHA [Entitat valenciana d'habitatge i sòl. antigua IVVSA] y se ha perdido un dinero que podía haber mejorado el barrio muchísimo. El ayuntamiento no hace las osas como debe».

Banner Telegram eleco (interior)

No obstante, señala otro vecino que se han hecho mejoras en el colegio La Pinaeta, pero con presupuesto de Enseñanza «y eso no es una inversión para el barrio como se ha publicitado». Prosiguen estos miembros de la asociación, destacando que en baladre II el presupuesto es de un millón de euros con IVA incluido, igual presupuesto que en Bajo Vías, «pero para Baladre I no hay presupuestado nada».

Según García, este año 2021, el ayuntamiento les ha comunicado que se va a presentar la documentación en la que se pide 2,8 millones. «Eso estaba presupuestado para 2020, destinado a rehabilitar la plaza Juan Ramón Jimenez, si se hubiera realizado la obra, este año tendríamos otra subvención para solucionar otro problema. Cada plaza tiene su presupuesto para las obras que necesita y ténicos del ayuntamiento hacen informes para hacer las obras necesarias y los presupuestos, oscilan entre 136 mil euros a 150mil euros por finca y eso no lo tienen que pagar los propietarios de las viviendas, aunque tampoco se niegan a pagar algún porcentaje para la instalación de los ascensores que faltan unos 60 por instalar». García entiende que todas las carencias no se pueden resolver de una vez, pero afirma, «se puede programar un calendario para ir solucionando temas ininterrumpidamente cada año».

Desinterés de las administraciones

La sensación de desinterés por parte del Ayuntamiento y EVHA para los miembros de la asociación de vecinos es manifiesta, en ese sentido, citan la última reunión celebrada el pasado 21 de julio con el alcalde Dario Moreno y otros miembros del equipo de gobierno, «hablamos de los problemas del barrio, pero no hacen caso». También señalan que el responsable de estos temas en el EVHA no les devueve las llamadas.

«Todo esto está crispando a los vecinos y exigen la relización de una asamblea general para que, desde la asociación, concretemos que está pasando porque las carencias en el barrio son graves y ha pasado mucho tiempo que no se hacen mejoras. La vecindad propone colocar pancartas en las fachadas y hacer manifestaciones, el hartazgo es grande y no hay que olvidar que en Baladre hay una población de 4.800 personas», puntualiza el presidente vecinal, Francisco García.

Aclara este dirigente vecinal que la asamblea no se ha hecho por cumplir las normas contra Covid «y tampoco somos partidarios de las movilizaciones, pero si no hay un cambio de actitud por parte de las administraciones para arreglar las cosas , tendremos que atender las peticiones de la vecindad y organizar las protestas públicas».

En ese sentido, desde la entidad vecinal proponen empezar a trabajar con reuniones entre asociación, ayuntamiento y EVHA, en Valencia o en el consistorio, y dar soluciones a los graves problemas endémicos de Baladre.

Finalmente, informan miembros de la asociación de vecinos que en el periodo entre 2007-2010 , gobernanado el PP, se instalaron 11-12 ascensores, se tapiaron algunos bajos, a petición de los vecinos, «porque eran foco de suciedad. Pero después vino la crisis del ladrillo y el abandono del barrio fue total».

Otro vecino apunta también que entre 2013 y 2014, desde el gobierno municipal de Sagunto, se rehabilitaron unas 50 viviendas con un plan de empleo municipal, «se contrataba a pymes con diversos oficios, carpintería, albañilería, etc., y el equipo de gobierno del PP negoció con el IVSSA que le cediera al ayuntamiento la competencia de distribución de las viviendas rehabiltadas por el consistorio entre familias sin recursos del municipio de Sagunto».


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Viernes, 12 Febrero 2021 23:52

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD