Junto a su socio de Emac Arquitectura, Pau Batalla, ha conseguido ganar el concurso organizado por el consistorio de esta localidad sevillana de un proyecto que tendrá un coste de 1,3 millones de euros

El arquitecto local, Miguel Martínez, remodelará un antiguo recinto ferial de La Rinconada

Viernes, 04 Septiembre 2020 19:15

infografiadentro1Infografía del proyecto presentado por Martínez y Batalla para la remodelación de este recinto en la localidad sevillana de La Rinconada

El arquitecto saguntino, Miguel Martínez, junto a su socio en Emac Arquitectura, Pau Batalla, ha conseguido ganar el concurso que el Ayuntamiento de La Rinconada, en Sevilla, puso en marcha hace algunos meses para conseguir remodelar un antiguo recinto ferial ubicado en esta localidad del área metropolitana de la capital andaluza. Concretamente, se trata del Parque Urbano Santa Cruz que se sitúa en la zona de San José de La Rinconada, uno de sus núcleos de población, un espacio existente entre la zona residencial y terciaria del municipio.

«La posibilidad de presentarnos a este concurso se da a partir de la convocatoria por parte del Ayuntamiento de la Rinconada, de un concurso en el que colabora el Colegio de Arquitectos de Sevilla. Para nosotros, que el Colegio de Arquitectos participe en las bases y jurado de un concurso garantiza transparencia y calidad, esto siempre nos anima a participar. En este concurso se propone realizar un parque urbano donde recientemente existía un recinto ferial que se ha trasladado a una nueva ubicación», ha explicado Miguel Martínez.

Los creadores de este proyecto destacan del mismo el ajustado presupuesto con el que contaban para convertir este antiguo recinto ferial en un parque de uso para la ciudadanía. «Las bases del concurso establecían un presupuesto de ejecución material máximo estimado de 1.344.537,82 euros y una superficie de 35.617m2, lo que equivale a un ratio de 37,75 euros/m2, cuando lo habitual para un parque urbano de este tipo es de 100 euros/m2. El ajustadísimo presupuesto, de alguna manera parece enseñarnos las cartas con las que jugar, los materiales que ya hay allí: hormigón, albero, arbolado y casetas de feria. Eso sí, de distinta manera, recicladas y transformadas», afirma el arquitecto saguntino.

Es por este motivo por el cual, desde Emac Arquitectura decidieron reutilizar algunos de los elementos existentes en este antiguo recinto ferial. «Una de las primeras cosas que hacemos al enfrentarnos a un proyecto es ver el ratio económico del que se dispone. En este caso, y como suele ser habitual, hay un desfase entre lo que se quiere y lo que se puede, con un presupuesto ajustadísimo. La única opción de hacer viable el proyecto era reusar todo lo que allí había, transformándolo para adaptarse a un nuevo uso», señala Martínez.

infografiadentro2

Banner Telegram eleco (interior)

Con todos estos elementos, Martínez y Batalla presentaron su proyecto al Ayuntamiento de La Rinconada: «Proponemos una actuación que filtra y canaliza poco a poco al usuario, llevándolo de la ciudad al parque, de lo "artificial" a lo "natural"; del trabajo, al ocio y descanso.Este primer filtro se establece mediante dos zonas que podríamos denominar plazas urbanas, cada una con un equipamiento que reúne instalaciones, almacenes de mantenimiento, con un quiosco, bar o heladería y terraza. Estas plazas ven reforzado su carácter urbano al estar acompañadas de unas líneas de palmeras que conforman fachada urbana a la vez que hacen de embudos hacia el interior del parque. Allí los caminos, se estrechan y entreligan, a la vez que su recorrido se salpica de los usos lúdicos, deportivos y relación social que demanda el programa».

Además, estos dos arquitectos también le han dado una gran importancia a la vegetación de este lugar puesto que, como señalan, «el arbolado se completa con especies autóctonas, agrupadas en los distintos parterres por especies para formar grupos de color en las épocas de floración. Todas de hoja caduca, salvo las palmeras y el borde con el terciario, donde se usan como barrera verde visual».

Sobre la funcionalidad que tendrá este parque, los responsables del proyecto proponen cafeterías y/o quioscos con terrazas, juegos infantiles, aparatos de calistenia, pista de basketbox, pista multideportiva, fuentes lúdicas y aljibe, merendero, pipi-can, skate-park, parkour, zonas de paseo, descanso, plazas, carril-bici...

En cuanto al plazo de ejecución para que este proyecto sea una realidad, Miguel Martínez apunta: «De momento hemos tenido una primera reunión con el Ayuntamiento. Para la redacción del proyecto disponemos de cuatro meses una vez firmemos el contrato, después tendrán que revisarlo y licitarlo. La obra empezará como pronto el verano que viene. En cuanto a los plazos de ejecución está por ver todavía, pero lo habitual para este tipo de proyectos es que se termine en 12-18 meses aproximadamente».

Este proyecto en La Rinconada se suma a otros muchos que Miguel Martínez y Pau Batalla han llevado a cabo en los últimos años donde cabe destacar el Parque de los Bajos en Roquetas de Mar (2013), la Plaza de la Cruz en Palos de la Frontera (2015), la Rehabilitación del Parque Almansa en San Javier (2017), y el Colegio Dr.Sanchis Guarner en la Pobla Llarga (2019). Además, este tandem de arquitectos ha obtenido el segundo premio para el Centro Dotacional Integrado en Morro Jable (2018), y el tercer premio en la Ampliación del Auditorio Maestro Padilla en Almería (2019) y en el Edificio VPO en alquiler de Barañain, Pamplona(2018) además de lograr otras cinco menciones y cuatro posiciones finalistas.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD