La Asociación de Patrimonio Industrial de Puerto Sagunto ha solicitado a Cultura que declare Bien de Interés Cultural el Alto Horno núm. 2 de Puerto Sagunto

Cultura da la misma relevancia a la Nave de Talleres o el Alto Horno que a los motores de riego

Jueves, 18 Abril 2019 19:07

NAVE DE TALLERESdentroEl Ayuntamiento de Sagunto tiene pendiente desde hace años la redacción del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos

oferta empleo entre-texto1

La Asociación de Patrimonio Industrial de Puerto Sagunto (APIPS), ha solicitado ante la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, la mayor protección del Alto Horno núm. 2 de Puerto Sagunto. En concreto, esta entidad reclama que dicho monumento sea declarado Bien de Interés Cultural y que sea inscrito en el registro de bienes culturales, ya que, hasta la fecha, todo el patrimonio industrial del núcleo porteño se encuentra incluido en la relación de Bienes Inmuebles de Etnología, que es donde aparecen, sin ningún nivel de protección, hasta un total de 146 inscripciones, entre ellas, todos los motores de riego ubicados en el municipio.

La solicitud de Bien de Interés Cultural, presentada por la APIPS a principios de este mes de abril ante la citada Conselleria de Cultura, está respaldada por un estudio de más de un centenar de páginas, elaborado por la propia asociación, en el que se abordan distintos aspectos relacionados con el monumento que se pretende proteger, tales como: «Justificación de la declaración de valores», «Revisión histórica de la siderúrgica», «Descripción y análisis del inmueble», «Rehabilitación y fases constructivas», «Declaración del entorno», «Situación Jurídica», etc.

En la elaboración de este documento han intervenido varios miembros de la entidad, entre ellos, el presidente de esta y arquitecto Oscar Cosín Ramírez, Patricia Cerezo González, que es Grado y Máster en Conservación y Restauración de Patrimonio; Jorge Lorente Pérez, licenciado en historia y José Vila Vicente, que fue director de la Fundación del Patrimonio Histórico-Industrial de Sagunto desde 1997 hasta 2004.

Según explica el directivo de esta entidad, José Vila, existen tres niveles de catalogación del patrimonio, el primero es el de Bienes de Interés Cultural (BIC), que es el más elevado, le sigue en segunda posición el de Bienes de Relevancia Local (BRL) y, por último, la tercera categoría que se encuadra bajo la denominación de Bienes Inmuebles de Etnología.

Por otro lado, Patricia Cerezo aclara que el patrimonio cultural valenciano tiene un determinado grado de protección, dependiendo de la categoría en la que se encuadre. Así pues, todo el patrimonio industrial de Puerto Sagunto no disfruta de ningún grado de protección, de hecho, aparece incluido en la relación de Bienes Inmuebles de Etnología, donde también figuran los motores de riego del municipio y, así, hasta un total de 146 elementos.

Banner Telegram eleco (interior)

En este sentido, Patricia Cerezo significa que: «Nada de lo que hay en el Puerto está protegido, salvo la Iglesia de Begoña, que en 2007 se incluyó en esta catalogación de Bien de Relevancia Local por decreto, porque todos los bienes que son de la Iglesia, anteriores a 1940, entraban directamente a ser bienes de relevancia local. Todo el resto del patrimonio industrial no tiene ningún grado de protección».

Que el patrimonio industrial de Puerto de Sagunto no goce de ninguna clase de protección, después de 35 años del cierre de la cabecera siderúrgica integral, es algo que no terminan de explicarse en la APIPS, desde donde José Vila habla de la precariedad del patrimonio: «Cuando un bien se declara de interés cultural o de relevancia local, que sería el primer y el segundo nivel de protección, automáticamente se anota en el registro de la propiedad, para que cualquier gestión de compra o de venta no se pueda realizar. Como, inexplicablemente, no existe ningún grado de protección en los elementos que conforman el patrimonio industrial de Puerto Sagunto, si quisieran vender cualquier bien, no habría ningún impedimento, porque no son bienes protegidos. Es inaudito, pero cierto».

Al margen del grado de protección que puede proporcionar a estos bienes el que sean declarados BIC, José Vila pone un ejemplo práctico de los perjuicios que ocasiona, en este caso el Alto Horno. Explica Vila que en el año 2009 el Ayuntamiento de Sagunto envió un escrito al Ministerio de Fomento para solicitar que fuera señalizado en las carreteras estatales próximas la existencia del Alto Horno, como un monumento más para visitar. sin embargo, Fomento denegó esta petición en los siguientes términos: «Dado que el Alto Horno no es un bien de interés histórico o artístico oficialmente reconocido como Bien Inmueble de Interés Cultural integrante del Patrimonio Histórico Español, por lo que no hay obligación de señalizarlo en las carreteras estatales».

Recuerda José Vila que la situación de desprotección del patrimonio industrial de Puerto Sagunto, además de ser clamorosa, no favorece la declaración del municipio de Sagunto como Patrimonio de la Humanidad: «Si se quiere conseguir que Sagunto sea declarada Patrimonio de la Humanidad, no es solo por las piedras de Sagunto, es también por la población y por el patrimonio industrial. Si alguien tiene que otorgar a Sagunto el título de Patrimonio de la Humanidad y entonces se aporta una documentación, lo primero que comprobarán es cómo está catalogado este patrimonio industrial. ¿Tan importante es ese patrimonio industrial, que está a la cola de todo? En esas reuniones estamos cansados de decirlo una y otra vez y no nos hacen ni puñetero caso», concluye Vila, lamentándose.

Vila compara lo que ha ocurrido en Bilbao con el Alto Horno y lo que está pasando en Sagunto, después de haber transcurrido 35 años desde el cierre de la cabecera siderúrgica de AHM: «A los ocho años del cierre de la siderúrgica, el Horno Alto de Vizcaya se declaró BIC. Realmente, a los tres años de cerrar el Horno, la Consejería de Cultura del Gobierno vasco ya lo declaró BIC, pero la propia empresa siderúrgica presentó alegaciones por lo que afectada esta protección a los terrenos del entorno, el litigio tardó en resolverse varios años, pero, como he dicho, al final, en ocho años, se declaró BIC».

Más adelante, resalta este directivo de la APIPS que el alto horno de Puerto Sagunto tuvo un premio europeo en el año 2012, reconocimiento que, en este caso, no obtuvo el de Vizcaya, lo cual no fue impedimento alguno para que en tan solo ocho años fuera reconocido como BIC por el Gobierno vasco.

ALTO HORNO VERTICALdentro

Así lo reconoce también el Consell Valencià de Cultura, que, en un informe aprobado el 28 de mayo de 2012 señala: «Este esfuerzo de rehabilitación realizado por diversas instituciones durante una década, ha sido reconocido, en marzo de 2012, con la concesión al proyecto del Premio Europa Nostra de Restauración. El jurado internacional del Premio Unión Europea de Patrimonio Cultural Europa Nostra 2012, en su resolución, dijo que pretendía rendir homenaje “al esfuerzo continuado para salvar este monumento excepcional y para permitir su comprensión por parte de las generaciones futuras. Los altos hornos supervivientes de la industria del acero y del hierro del siglo XX representan algunos de los retos más difíciles para los que creen que la conservación inteligente del legado físico de esta industria es de vital importancia para la comprensión de la historia común de Europa: el carbón y el acero, después de todo, estaban en los orígenes de la Unión Europea”».

En este mismo dictamen, el Consell Valencià de Cultura señalaba entre sus conclusiones: «nos parece necesario que la Conselleria de Cultura otorgue el máximo nivel de protección al patrimonio urbanístico e industrial de la ciudad de Sagunto y singularmente de Puerto de Sagunto».

Algunos antecedentes

Ahora se han cumplido diez años desde que, en la sesión ordinaria celebrada por el Ayuntamiento de Sagunto el 25 de febrero de 2009, en su punto once del orden del día, se abordara el reconocimiento de Bien de Relevancia Local al Alto Horno. Sin embargo, en aquel pleno ya se detallaba, tal y como se recoge en el acta de la sesión, que el Ayuntamiento no tenía elaborado el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos: «El artículo 47.1 de la Ley 4/1998 de Patrimonio Cultural Valenciano, atribuye a los ayuntamientos la competencia para proponer justificadamente, a través del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos, la selección de los inmuebles de su término municipal que aspiren al reconocimiento de Bien de Relevancia Local. Ahora bien, el municipio de Sagunto todavía no cuenta con dicho Catálogo. Por parte de los departamentos de Promoción Económica y de Patrimonio se ha puesto de manifiesto la necesidad de dotar de protección al Alto Horno situado en el Puerto de Sagunto. Además, por parte de la Fundación del Alto Horno existe también conformidad con la necesidad de protección».

En este punto, el entonces portavoz de Esquerra Unida, Fernando López Egea, presentó una enmienda de adición en la que proponía al pleno municipal que se instara a la Generalitat a que iniciara los trámites para otorgar al Alto Horno el mayor grado de protección, declarándolo Bien de Interés Cultural. Sin embargo, votaron a favor de esta medida Esquerra Unida, PSOE y Bloc, hoy Compromís, mientras que se pronunciaron en contra los ediles del Partido Popular y Segregación Porteña, hoy IP. Finalmente, fue aprobado por unanimidad que se solicitara a la Conselleria de Cultura la declaración de Bien de Relevancia Local, que es un grado de protección inferior.

Años después, el 18 de mayo de 2012, la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Generalitat, en respuesta a la petición cursada por el consistorio, denegaba la misma y en sus esclarecedoras conclusiones indicaba: «En razón de lo expuesto se propone dar por concluido el presente expediente administrativo ante el decaimiento de facto de la petición municipal que tuvo en su momento cumplida respuesta. Sin embargo, dada la importancia y significación del inmueble, acrecentada por la costosa rehabilitación de que ha sido objeto, se propone recordar al Ayuntamiento las obligaciones catalogadoras que sigue teniendo pendientes de satisfacer y dentro de ellas, según se ha dicho, las ya inaplazables de reconocimiento como Bienes de Relevancia Local con sus debidos entornos de protección del Horno Alto núm. 2 y del resto de edificios, piezas, espacios y sitios de importancia que de la antigua siderúrgica y del núcleo urbano asociado subsisten en la actualidad y son testimonio material de su histórica existencia y esplendor. Una importancia y significación que en caso de objeción o inactividad municipal obligaría a la presente Dirección General a hacer uso de sus facultades para aplicar la vía declarativa excepcional de inclusión directa de tales bienes con rango BRL en la Secció Segona de l’Inventari General del Patrimoni Cultural Valencià».

Llegados a este punto y bien avanzado 2019, desde la Asociación de Patrimonio Industrial de Puerto Sagunto (APIPS) lamentan que no se haya producido ningún avance en cuanto a la protección del patrimonio industrial de Puerto Sagunto, ya que, ni tan siquiera, el Ayuntamiento de Sagunto ha sido capaz de elaborar, a fecha de hoy, el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos, de ahí que desde la APIPS se haya tomado la decisión de solicitar ante la Conselleria de Cultura la declaración de Bien de Interés Cultural, que le otorgaría a este monumento el grado de protección más elevado.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Jueves, 02 Mayo 2019 17:39

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD