Al concurrir Compromís, PP, EU, ADN Morvedre, PSOE, IP, Ciudadanos, Podemos, Vox y ERPV, es posible que la nueva corporación saguntina todavía quede más fragmentada

Hasta 10 partidos se podrían presentar en las elecciones municipales del 26 de mayo

Viernes, 25 Enero 2019 16:26

DSC 0036dentroEn momentos de ebullición social, como el del cierre de la siderurgica o la última recesión económica y el 15-M, la oferta electoral se enriquece con nuevas opciones políticas

El próximo 26 de mayo se celebrarán las elecciones municipales, autonómicas y europeas. Para los comicios locales se espera que puedan concurrir hasta un total de diez listas electorales con posibilidades de lograr respaldo ciudadano: Compromís, PP, EU, ADN Morvedre, PSOE, IP, Ciudadanos, Podemos, Vox y ERPV. Con este panorama, la derecha acude dividida, pero la izquierda del PSOE que con anterioridad se agrupaba entorno a Esquerra Unida, actualmente puede dividirse hasta en tres candidaturas.

Según ha confirmado a El Económico el dirigente ‘podemita’, Juan Bautista Benavent, Podemos y EU han iniciado un proceso de reuniones para ver si, finalmente, llegan a un acuerdo y concurren juntos a la próxima cita electoral, en una lista consensuada donde se integren en los puestos de salida componentes de ambas formaciones, aunque también ha dejado claro que, si no se llega a un acuerdo, comparecerán a las elecciones por separado.

Otro aspecto que también se tendrá en cuenta es si conviene más ir juntos o por separado, ya que en los anteriores comicios autonómicos de Andalucía, se ha repetido lo que con anterioridad ocurrió en las generales a nivel nacional, que Podemos e Izquierda Unida juntos, restan y no suman.

Por otro parte, los componentes de ADN Morvedre, liderados por Pablo Abelleira y María Giménez, tienen que valorar en una asamblea si se presentan a las elecciones sin el paraguas de Podemos o desisten, aunque todo parece indicar que finalmente también acudirán a la cita electoral.

El hecho de que sean diez candidaturas las que compitan en las municipales del próximo mayo, puede dar una idea de que el voto va a estar muy fragmentado ante tanta oferta electoral, tanto en la derecha como en la izquierda, sin embargo, las elecciones municipales en el municipio de Sagunto se suelen caracterizar por ofrecer al electorado un amplio catálogo de opciones políticas. Tal y como se puede ver en el cuadro de la página siguiente, donde aparecen aquellas candidaturas que obtuvieron algún respaldo popular entre los primeros comicios municipales del 3 de abril de 1979 y los de mayo de 2015.

Banner Telegram eleco (interior)

3 de abril de 1979

Durante los primeros procesos electorales, de todas las listas que concurrían solo unas pocas tenían posibilidades reales de conseguir representación municipal. Así ocurrió, por ejemplo, en 1979, donde los 25 concejales de la Corporación se repartieron entre tres candidaturas, de las seis que lograron algún apoyo en las urnas. Es decir, PSOE, PCE y la extinta Unión de Centro Democrático (UCD). En aquella primera corporación democrática, un pacto entre socialistas y comunistas catapulto al candidato del PSOE, Manuel Carbó Juan, a la Alcaldía del municipio.

La reconversión industrial

Inmerso ya el municipio en el proceso de reconversión que desembocaría en el cierre de la cabecera siderúrgica integral de AHM, en los comicios locales de 1983 el número de candidaturas fue el mismo que en 2009, sin embargo, la crisis siderúrgica hizo aparecer dos opciones nuevas, la ISS de izquierdas y la OIV promovida por la Asociación de Comerciantes de Sagunto, entonces presidida por Alberto Martínez Gil.

Tras el cierre de la cabecera siderúrgica, decretado por el Gobierno de España presidido por el socialista Felipe González, el panorama electoral municipal se complicó con la aparición de hasta 10 listas, aunque será la candidatura del CIPS, promovida por el exalcalde del PSOE José García Felipe, la que de un vuelco electoral. En aquellos comicios el PSOE fue la fuerza más votada, pero un pacto entre CIPS y CDS colocaría en la alcaldía al líder del CIPS. Aquí se ve claramente que un episodio tan dramático, como fue el cierre de la cabecera siderúrgica y la pérdida de miles de empleos, modificó radicalmente el panorama político municipal.

1991 vuelta a la normalidad

En 1991 fueron ocho el número de candidaturas que obtuvieron algún respaldo, y el PSOE, con Manuel Girona Rubio como cabeza de cartel, volvió a reunir 11 actas de concejal, mejorando en 3 los resultados de 1987 con el socialista Salvador Vilalta Mor como candidato a la alcaldía, que solo pudo formar un grupo municipal de ocho ediles. No cabe duda de que una parte del electorado le dio la espalda al PSOE a partir del cierre de la siderúrgica, aunque el vuelco del electorado del casco histórico con Girona, dio una falsa sensación de vuelta a la normalidad.

La moción de censura

Hasta un total de siete candidaturas recibieron algún apoyo de los ciudadanos en el proceso electoral de mayo de 1995, el PSOE fue el más votado, pero, en esta ocasión, Manuel Girona, que repetía como cabeza de cartel, tuvo menos apoyo, lo que le llevó a perder tres ediles, bajando de once a ocho.

Fue precisamente en esta legislatura, que transcurrió entre 1995 y 1999, cuando prosperó la moción de censura contra el PSOE, que salió adelante por el decidido apoyo del Bloc, hoy Compromís, que se unió al PP y al CIPS, posibilitando que, por primera vez desde la apertura democrática, un candidato de la derecha, el popular Silvestre Borrás Azcona, alcanzara el sillón de la Alcaldía. El instrumento de la moción de censura constructiva, en este caso contra Manuel Girona, ha sido la única vez que se ha promovido en el Ayuntamiento de Sagunto durante el periodo democrático.

EU se queda fuera del consistorio

En 1999 recibieron apoyo popular hasta ocho candidaturas y cambian las tornas, Esquerra Unida no logró representación municipal, al quedarse en el 4,18% de los votos. El Partido Popular fue la fuerza más votada, por lo que Borrás repitió como alcalde. En estos comicios irrumpió con fuerza Segregación Porteña, lo que supuso la desaparición del CIPS que promoviera en 1987 el exlíder socialista José García Felipe.

CANDIDATURAS

Tripartito de Progreso

Hasta nueve candidaturas obtuvieron apoyo ciudadano en las elecciones municipales de 2003. El PP fue la fuerza más votada, pero el PSOE asumiría la alcaldía tras alcanzar un acuerdo con el Bloc y Esquerra Unida. Hay que indicar que después del batacazo que se dio EU en los comicios de 1999, en los de 2003, siendo cabeza de cartel Miguel Ángel Martín, EU consolidó una cuarta posición con cuatro ediles y un total de 4.380 votos. En esta legislatura, que se prolongó hasta 2007, se privatizó el 49% del ciclo integral del agua, se dio luz verde a la planta desaladora, amortización que en pleno 2019 todavía está sin resolver, y se puso en marcha en PAI Fusión, que a fecha de hoy continúa inacabado y cuya finalización le puede suponer al Ayuntamiento de Sagunto un coste de 8 o 10 millones de euros, dado que el agente urbanización que lo promovió, carece actualmente de los recursos para terminarlo.

SP logra sus mejores resultados electorales

Un total de ocho candidaturas, de las que concurrieron a las elecciones municipales de 2007, recibieron apoyo en las urnas. El PP fue la fuerza más votada y las opciones de izquierdas no recibieron el respaldo ciudadano suficiente para lograr, entre todas ellas, el número de concejales necesario que les permitiera reeditar el tripartito de progreso. Entretanto, los segregacionistas obtenías un resultado muy notable, al conseguir esta fuerza porteña seis ediles y 6.688 votos, lo que situaba a SP en la tercera posición del ranking municipal. En agosto de 2008 PP y SP formalizaron un pacto de Gobierno que se extendió hasta febrero de 2010. Gracias a este acuerdo, el municipio de Sagunto se hizo con la propiedad de la Gerencia, se logró urbanizar el borde sur del núcleo porteño, se construyó el nuevo estadio del Fornás y se acordó construir el pabellón polideportivo junto al cementerio, que, a fecha de hoy, sigue inacabado.

En el proceso electoral de 2011 consiguieron respaldo popular en las votaciones ocho opciones políticas. Nuevamente volvió a ganar el PP, mientras que PSOE, EU y los nacionalistas de Compromís solo obtuvieron un total de 12 concejales. Podría decirse que les faltó un edil para volver a formalizar nuevamente el tripartito. Así pues, el cabeza de lista del PP, Alfredo Castelló volvió a ser investido alcalde del municipio.

Crisis economica y 15-M

Después de pasar una durísima crisis económica que dio lugar al movimiento popular denominado 15-M, en las elecciones municipales de 2015, hasta diez candidaturas recibieron algún apoyo de los votantes. Aunque por motivos diferentes, ocurrió en 2015 algo parecido a lo sucedido en las municipales de 1987, que fueron las primeras después de cerrarse la cabecera siderúrgica. Es evidente de tras momentos de gran ebullición social crece la oferta electoral, favoreciendo la fragmentación del voto y, por tanto, la inestabilidad municipal, ya que para logran mayorías estables que gobiernen el municipio es necesaria la concurrencia de al menos 4 partidos como ha ocurrido en la presente legislatura.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Martes, 05 Febrero 2019 12:28

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD