El pasado miércoles un trabajador fue agredido por un contribuyente que le lanzó una plancha de metal en la cara ocasionándole daños en el tabique nasal y el pómulo

Los funcionarios de la Agencia Tributaria de Sagunto denuncian las continuas amenazas, insultos e intentos de agresión que sufren

Fachada de la Agencia Tributaria de Sagunto Fachada de la Agencia Tributaria de Sagunto Los funcionarios de la Agencia Tributaria de Sagunto denuncian las continuas amenazas, insultos e intentos de agresión que sufren
Jueves, 19 Julio 2018 16:57

Los funcionarios de la Agencia Tributaria de Sagunto denuncian las continuas amenazas e intentos de agresiones que sufren día a día en la administración situada en la Calle Huertos. El pasado miércoles, sin ir más lejos, un funcionario tuvo que recibir atención médica después de que un ciudadano le lanzara un objeto contundente de metal en la cara, ocasionándole daños en el pómulo y al tabique nasal.

Los trabajadores de la administración de Sagunto afirman que el hecho del miércoles fue la gota que colmó el vaso a muchos años aguantando insultos e intentos de agresiones «el miércoles vinieron dos contribuyentes y empezaron a insultar a los funcionarios, uno de ellos agredió a un funcionario, causándole lesiones. El servicio de seguridad tuvo que intervenir y los sacó con rapidez fuera de los locales. La policía tardó cinco minutos en llegar. Estamos hartos de los insultos e intentos de agresiones por ello, ese mismo día pusimos la pertinente denuncia por atentado a la autoridad».

«Durante todo el año sufrimos insultos por parte de contribuyentes que terminan enfadados. Lo pagan con nosotros cuando solo estamos haciendo nuestro trabajo. Las agresiones suelen ser menos habituales, pero no debemos permitir ni una cosa ni la otra. Creo que es un hecho que sufrimos todos los funcionarios, pero en nuestro caso se acentúa todavía más al trabajan en la Agencia Tributaria», añaden los funcionarios.

Además afirman que no es un hecho que se acentúe cuando están trabajando con las declaraciones de la renta, sino que los insultos son continuos: «los aguantamos a diario, si no es por un motivo, es por otro, siempre viene alguien que insulta o amenaza y tiene que venir a ayudarnos nuestros vigilantes de seguridad que la verdad actúan con mucha rapidez y eficacia. En la mayoría de los casos los solventan ellos, pero en otros tiene que llamar a la policía porque se ponen muy violentos y vemos peligrar nuestra integridad física».

Tener personal de seguridad es vital en estos cosas según los trabajadores de la administración, pero ellos piden «respeto y educación por parte de los contribuyentes. Creemos que es un problema de falta de educación y valores que de otra cosa».

Con respecto al incidente del pasado miércoles, los trabajadores afirman que no se llegó «a males mayores gracias a la rápida intervención de los servicios de seguridad de la administración. Además la policía también intervino enseguida».

Banner Telegram eleco (interior)

Por su parte, los vigilantes de seguridad, explican que las medidas que se toman en esta administración son como las de «la mayoría de las administraciones que tienen servicio de arco y escáner de seguridad para evitar que nadie entre con armas ni ningún otro objeto para propinar agresiones. Lamentablemente, en el caso del pasado miércoles fue con un objeto de la misma administración que fue lanzado al funcionario. Concretamente fue una plancha de metal que informaba que había un mostrador cerrado».

«En todos estos años trabajando en la vigilancia y la seguridad hemos tenido muchas actuaciones para evitar que la gente que se pone más alterada agreda a los trabajadores que solo están cumpliendo con su labores. Sobre todo hay muchos insultos y amenazas a funcionarios. Nosotros intentamos calmarlos, acompañarlos a la salida. Si se han calmado y piden disculpas les dejamos volver a entrar pero siempre poniendo más atención en ellos por si vuelven a ponerse agresivos», afirman los vigilantes de seguridad de la administración de la calle de los huertos.

«El caso del pasado miércoles si que fue descomunal porque fue una agresión a un funcionario, a un jefe de sección. Iban dos personas, una con muletas y un acompañante. Cuando parecía que el de las muletas iba a agredir al trabajador, el otro le lanzó un objeto contundente en la cara afectándole al tabique nasal y a un pómulo ocasionándole un gran hematoma».

Los vigilantes aseguran que no pueden distraerse ningún momento porque es una amenaza continúa: «A pesar de estar intentando evitarlo, eran dos personas y cuando los servicios de seguridad intentamos que uno no le agrediera, la otra persona cogió el objeto y se lo lanzó en la cara. Muchas veces han habido amenazas de bomba o de atentados. Nuestro trabajo es una función que parece monótona pero no puedes bajar la guardia en ningún momento porque la amenazas e intentos de agresiones son continuos».

Además recuerdan que hace menos de un año hubo otra agresión en la oficina «era un tema de embargo de cuenta por no pagar multas, intentó agredir a los compañeros de recaudación y fuimos a juicio porque amenazaron de muerte a ocho funcionarios».Los seguridades afirman que tienen historias para escribir un libro ya que antes de este incidente, una mujer «se intentó auto agredir, romper ordenadores, ventanas y también tuvimos que intervenir para calmarla. Entendemos que son temas delicados pero pedimos a la gente que muestre más civismo y respeto a los trabajadores y funcionarios».


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Viernes, 20 Julio 2018 23:34

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD