Las últimas precipitaciones han aumentado el calibre de las frutas y, por lo tanto, su precio en el mercado

Las cosechas del Camp de Morvedre mejoran gracias a las fuertes lluvias de otoño

Viernes, 06 Noviembre 2015 12:14

Campillo-dentroFrancisco Campillo, presidente de Ava-Asaja en Sagunto

oferta empleo entre-texto1

Han sido malos tiempos para los agricultores, que miraban sus cosechas con preocupación. Tras los días de poniente de la pasada primavera, así como el granizo caído en verano que afectó de lleno al campo, sus cosechas quedaban destrozadas. Pero, es desde agosto y en especial este mes, cuando el tiempo parece haber decidido dar tregua a los agricultores. Buenas perspectivas. Pues a lo largo de varias jornadas de lluvia, los agricultores se sienten al fin aliviados.  

Es por ello, que Francisco Campillo, presidente  de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) en Sagunto, advierte de las ventajas que las recientes precipitaciones han traído consigo, calificando a las lluvias como «muy positivas». Y es que gracias a los constantes chubascos que se han producido desde el mes de julio y consecutivamente hasta octubre, se suaviza la mala situación de las cosechas de meses atrás. Esto era justo lo que necesitaban.

Las consecuencias para las cosechas, por tanto, son positivas, así como para la economía de los agricultores. Por un lado, las fuertes lluvias «les vienen muy bien a los cítricos», gracias a que la suciedad de las pulverizadas de verano se limpian y esto les permite poder regenerarse. Los insectos muertos que quedaron sobre las hojas caen, prácticamente nada queda en ellas, y esto «es muy favorable y necesario porque oxigena a los árboles».

Por otro lado, las precipitaciones mejoran los calibres de las frutas, haciendo que las naranjas aumenten. Este aspecto se convierte en algo fundamental para los agricultores, a los que, según Campillo, les exigen tamaños grandes. «Posiblemente, gracias a las lluvias, calibres pequeños haya muy pocos y esto es muy importante a la hora de la cosechar, para que prácticamente nada se quede en el árbol», detalla el presidente de AVA-Asaja.

Tras años de preocupación de los agricultores porque por la falta de lluvia los tamaños no eran todo lo grandes que debían ser para venderse en el mercado, los cítricos al fin aumentan y alivian los bolsillos del sector, que podrá ofertar sus productos para que el resto de comerciantes compren.

Banner Telegram eleco (interior)

Por su parte, las tan esperadas lluvias también han hecho que se regule el mercado. El temporal de meses atrás, generó que los agricultores tuvieran que reducir sus cosechas, por lo que recogieron los cítricos y pararon la producción en diversas ocasiones. Según sostiene Francisco Campillo, «esto ha beneficiado a todo el sector; el hecho de que no haya mucho cítrico, por la mala situación de tiempo atrás, hace que el mercado de la fruta no se vea invadido por grandes cantidades». Y esto lo veremos reflejado en los precios. Con respecto al año pasado, el coste de las cosechas aumenta entre un 15 y un 20%, lo que incrementará el precio de venta de las frutas. Pero esto no implica que el agricultor salga beneficiado, pues hay que tener en cuenta que las cantidades son menores. «El agricultor tendrá unos precios aceptables», reconoce Campillo.

El hecho de que actualmente exista menor cantidad de naranjas se debe a los ponientes que hizo en primavera, días con viento y calor en los que los termómetros alcanzaron los 40 grados. Además, el granizo de verano también ha generado merma, no sólo en el sector de la citricultura del Camp de Morvedre, sino que se ha extendido a toda la Comunidad Valenciana. Como consecuencia de ello, gran parte de la cosecha acabo perdiéndose.

Pero no todo es negativo para los agricultores. La cosecha se verá reducida en términos cuantitativos, pero no cualitativos. Según detalla Campillo «el precio ha subido, pero no realmente lo que debería. Aunque dentro de lo que cabe, en referencia a los últimos años, las perspectivas son mejores». Han sido malos tiempos para el sector de la agricultura en los que, según advierte el presidente de AVA-Asaja «la cosa estaba fatal,desde hace años los precios son horrorosos para los agricultores».

En definitiva, «lo que se ha podido cosechar, aunque en menos cantidad, es de buena calidad», lo que implicará un aumento en el precio por tonelada y un beneficio a mayores, subraya Francisco Campillo, quien estima unas ganancias necesarias para el sector a diferencia de las últimas cosechas desde hace más de 20 años.

Desde ASCOSA Sagunto, Asociación Comarcal de Agricultores Sagunto, y Ava-Asaja, no dudan en aconsejar a todos los agricultores que no tengan prisa en la venta de sus cosechas. Pues, dado que el calibre es muy bueno, se estima que no sucederá lo de años anteriores, en los que es necesario esperar para poder ver si el calibre aumenta con tal de que la mitad de fruta no quede en el árbol. No sucederá lo mismo este año. «Naranjas hay las que hay y nosotros pensamos que se van a poder recolectar todas, sin prisa», recomiendan desde las asociaciones de agricultores.

También las lluvias han supuesto un ahorro muy importante para los agricultores en agua, ya que se ha tenido que regar menos. El presidente de AVA-Asaja argumenta que «dados los precios tan caros que tiene la energía eléctrica», estas lluvias van a hacer que se ahorren un gran número de litros de agua y con ello, mucho dinero. Según explica Campillo, «ha llovido muy buen llovido. Normalmente, cuando regábamos a manta, lo hacemos una vez al mes, y es lo que ha llovido». Todo son desventajas para los agricultores, pero este año parece que la suerte sí está a su favor.  Por ello, agradecen las fuertes precipitaciones y afirman que «estar muy contentos».

Referente a las últimas lluvias del mes de octubre, que en algunos puntos de la comarca se convirtió en piedra, aunque puede que haya algún caso particular aseguran que no ha habido gran cantidad de fruta afectada. «La piedra ha perjudicado muy poco, ha llovido muy bien llovido para la agricultura». No obstante, desde las asociaciones de agricultores siempre recomiendan que se aseguren las cosechas porque en caso de perderlas el seguro lo puede solucionar.

En referencia a las variedades de cítricos que ya podemos ver en el mercado, son sobre todo las clementinas las que más se han recolectado. Es época de mandarinas para el Camp de Morvedre, a diferencia de otras zonas en las que priman las naranjas navelinas.

Por último, haciendo mención al tema de robos que tantos problemas ha venido causando a los agricultores, el presidente de Ava-Asaja comenta que «la cosa ha mejorado, aunque hay quejas concretas». La colocación de alarmas en los pozos de riego ha conseguido reducir el número de hurtos en el campo. Parece, por tanto, que los robos continuos se han paralizado, y que el temporal está a favor de la agricultura. Son buenos tiempos para el campo, y se espera que así continúe siendo el resto del año.


Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Sábado, 21 Noviembre 2015 00:59

Artículos relacionados (por etiqueta)

 

 

SUCESOS

SALUD