Es una experiencia nueva iniciada a primeros de año

El huerto escolar del IES Eduardo Merello recibe la visita de alumnos del colegio Cervantes

 
Imagen de  los escolares en el huerto Imagen de los escolares en el huerto El huerto escolar del IES Eduardo Merello recibe la visita de alumnos del colegio Cervantes
Jueves, 08 Mayo 2014 15:57

En el mes de enero, en el IES Eduardo Merello, iniciaron un nuevo proyecto, un huerto escolar. Esta es una experiencia nueva para el centro que está dando como resultado sus primeros frutos.

Al principio, debido en gran parte a que es sólo un grupo el que trabaja en el huerto escolar –es un proyecto piloto-, el resto de alumnos se sorprendían y preguntaban que por qué se estaban «plantando lechugas y cebollas y más cosas verdes en el jardín». Y la responsable del huerto, Irene Fernández Hernández a todos les contestaba explicándoles que no eran únicamente lechugas y verduras, sino frutos. Frutos del trabajo de sus compañeros, de ese grupo privilegiado sin saberlo, que dedica parte de su tiempo a trabajar en equipo, construir y destruir y volver a construir; o lo que es lo mismo, crear. Y asimismo colabora en mantener limpio nuestro entorno, en hacer más agradable la entrada a nuestro lugar de trabajo, el de alumnos y profesores. Fruto también de la colaboración de nuestro Centro en el proyecto y de los compañeros, esta vez míos, que llevamos adelante el programa bien de forma directa,  o indirecta dando consejos, prestando herramientas, comprobando que todo esté en orden».

Esta misma semana, como recompensa a la labor realizada, han  recibido la primera visita interescolar, la del grupo de Las ranitas del CEIP Cervantes, alumnos de cinco y seis años de este municipio, que también dedican un rincón en su colegio a esta gran experiencia que supone cultivar y ver crecer lo que has sembrado. «Nos han alegrado y sorprendido con su presencia. En primer lugar, por el detalle elaborado con muchísimo cariño -pues me consta- por ellos y sus profesoras para nuestros alumnos. En segundo lugar, porque los hemos visto disfrutar, trabajar y aprender. Y por último, porque Mario, Jesús, Samuel, Rubén M.  Jawad, Pepe, Rubén, Raúl y Javi, todos ellos, han sabido transmitirles en primera persona todo lo que llevamos trabajando durante todos estos meses, y lo han hecho también disfrutando de y por ello. Y ese es el fruto más grande y maravilloso que los profesores que lo plantamos y regamos todos los días podemos cosechar» señala Fernández.

Resalta esta profesora que la actividad ha resultado muy satisfactoria para mayores y pequeños pues los pequeños -en grupos de dos o tres alumnos. «Se han visto inmerso en nuestro huerto realizando las mismas tareas que los mayores llevan a cabo en su trabajo diario en el huerto –han recogido papeles, sembrado simiente, regado, plantado,… Satisfacción y alegría son las dos únicas palabras que encuentro para concluir».

Si le ha interesado esta información, puede unirse a nuestro canal de Telegram y recibirá todas las noticias que publicamos para el Camp de Morvedre. Síganos en https://t.me/eleco1986

Modificado por última vez en Jueves, 08 Mayo 2014 18:28

 

 

TE PUEDE INTERESAR

SUCESOS

SALUD